La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha visitado ayer  dos librerías madrileñas que han adaptado su funcionamiento a las nuevas circunstancias tras permanecer meses cerradas por la crisis sanitaria derivada de la COVID-19. Así, en la librería Lé, ubicada en el paseo de la Castellana, la delegada ha conversado con su dueño, Rodrigo Rivero, que regenta este establecimiento que data de 1954. Levy le ha transmitido el apoyo del Ayuntamiento de Madrid a las librerías porque son esenciales como canal de difusión de la cultura y se caracterizan por la cercanía a los ciudadanos. 

“Vamos a apoyar a las librerías de Madrid como pilar fundamental del tejido cultural de la ciudad; además, dan trabajo a muchas personas que están deseando que los madrileños vuelvan a preguntarles por las últimas novedades o los grandes clásicos”, ha explicado Levy.

Posteriormente, se dirigió al distrito de Fuencarral-El Pardo para conocer la librería especializada en cómic, manga y literatura fantástica, Akira Cómics. Allí, su propietario, Jesús Marugán, le ha explicado que este establecimiento con 27 años de antigüedad es uno de los más importantes especializados en este género a nivel mundial y tiene en su haber, además, el Premio Eisner a la mejor librería de cómics del mundo.

Levy ha animado “a todos los madrileños a conocer también las librerías especializadas, sobre todo en estos momentos en los que hay que apoyarlas. Es una experiencia mediante la que el cliente se sumerge en el noveno arte”.

Campaña de apoyo a las librerías

Andrea Levy ha recordado que se está ultimando una campaña exterior de apoyo a las librerías en las que se animará a los ciudadanos a acudir a uno de estos establecimientos para descubrir todo el fondo que posee, en el que se incluyen otras propuestas originales que no son solo libros.