A lo largo de 2020, pese a los meses de parón obligado en la labor inspectora debido al estado de alarma decretado por el Gobierno para hacer frente a la COVID-19, la Agencia de Actividades, dependiente del Área de Desarrollo Urbano que dirige Mariano Fuentes, inspeccionó 502 edificios, lo que supone un total de 10.483 viviendas. De ellas, los técnicos comprobaron que 932 se dedicaban a uso turístico mientras que el resto se destinaban a uso residencial tradicional.

Respecto a los edificios, de los 502 mencionados, 25 son inmuebles que tienen la mitad o más de sus viviendas destinadas a uso turístico (VUT) mientras que otros nueve (que suponen 50 viviendas) están destinados por completo a ese uso.

Estos datos han sido expuestos este miércoles por el delegado Mariano Fuentes en la comisión del área. Por distritos, Fuentes ha indicado que Centro es el más saturado de viviendas turísticas, con 794 pisos de los 932 detectados. Después, se sitúa el distrito de Salamanca, con 34 VUT, y Arganzuela y Moncloa-Aravaca, con 15 cada uno.

El resto de pisos turísticos inspeccionados se reparten de la siguiente manera: 13 en Chamberí, 10 en Retiro, 9 en Tetuán, 8 en Puente de Vallecas, 7 en Ciudad Lineal, 6 en Hortaleza, 5 en Fuencarral-El Pardo, 5 en Chamartín, 4 en Latina, 2 tanto en Barajas como en Carabanchel y 1 en Moratalaz, San Blas-Canillejas y Usera.

 

Multas y órdenes de cese

La Agencia de Actividades inició a lo largo del año pasado 278 expedientes de cese y clausura de actividades (para aproximadamente unas 840 viviendas) para el restablecimiento de la legalidad urbanística infringida cuando se pudo comprobar el ejercicio de la actividad sin título habilitante. De estos expedientes, tras el periodo de alegaciones correspondiente, 132 han dado lugar a una resolución firme de cese y clausura, pero en 61 casos se han presentado recursos de reposición frente a las mismas.

Por otro lado, este equipo de Gobierno ha sido el primero en comenzar a imponer multas coercitivas en base a la Ley de Capitalidad a aquellos propietarios de pisos que incumplen reiteradamente las órdenes de cese. En este sentido, desde la Agencia de Actividades se han iniciado 15 expedientes de sanción, de los cuales en nueve ya han sido impuestas las multas por 1.000 euros. Según la legislación, se podrán imponer hasta tres multas consecutivas por importes de 1.000, 2.000 y 3.000 euros.