La Comunidad de Madrid va a modificar la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos para regular y profesionalizar el sector de VTC. Así lo ha avanzado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, tras un encuentro con los principales representantes del sector, a quienes ha agradecido su labor durante la crisis del coronavirus (COVID-19).

“Creemos que debe ser el Gobierno central quien debe regular, a nivel estatal, la actividad de VTC. Pero no parece que esté por la labor. Por eso, la Comunidad de Madrid actuará con responsabilidad y modificará la Ley para definir de forma clara los servicios de VTC, impulsar la profesionalización del sector y adaptar el régimen sancionador a la realidad actual”, ha explicado Garrido.

En concreto, se trabaja ya en un borrador sobre la modificación de la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos de la Comunidad de Madrid para introducir la actividad de arrendamiento de vehículo con conductor como transporte discrecional de viajeros.

Asimismo, se establecerá el marco jurídico necesario para llevar a cabo la profesionalización del sector, con la exigencia de determinados requisitos para ejercer como conductor de VTC similares a los existentes para los taxistas.

Además, se modificará el régimen sancionador existente para adecuarlo a la nueva realidad del sector, recogiendo nuevos hechos infractores concretos y revisando su gravedad, atendiendo al impacto en la competencia entre empresas, entre otros aspectos.

El consejero ha hecho este anuncio tras reunirse con los presidentes de las principales asociaciones del sector con representación en el Comité Madrileño del Transporte (Aseval y Unauto) y con responsables de Uber y Cabify para reconocer su compromiso y presentarles el distintivo con el que se agradece su labor durante la alerta sanitaria.

“El comportamiento del sector de VTC ha sido ejemplar durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Cada uno de sus viajes era un beneficio colectivo y un potencial riesgo personal, por eso consideramos que es de justicia agradecer su actitud”, ha destacado Garrido.

El distintivo de reconocimiento, una pegatina de vinilo que los profesionales podrán colocar en su vehículo, se hará llegar a los más de 8.300 VTC de la Comunidad de Madrid. Garrido agradece “su responsabilidad y vocación de servicio durante las semanas críticas de la pandemia”.