La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, celebró ayer el reconocimiento del Paseo del Prado y El Retiro, en la capital, como Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la categoría de Paisaje de las Artes y las Ciencias. “Como todos están viendo, Madrid está asombrando al mundo y así lo ha reconocido la propia UNESCO”, ha subrayado tras conocer el éxito de esta iniciativa denominada Paisaje de la Luz promovida por el Ayuntamiento de Madrid y el Gobierno regional, que ha contado con el respaldo del Ministerio de Cultura y Deporte.
 

Tras asistir a la valoración de la candidatura desde el Museo del Prado, la presidenta ha señalado que la candidatura demuestra “cómo es la sociedad española y las sociedades libres cuando trabajan y conviven”, como lo es Madrid: “talentosa, pujante y creativa”. “Solamente queda que el Madrid, corazón de España, sea cada vez un lugar más libre y cada vez más atractivo”, ha indicado.

En este sentido, la presidenta madrileña ha instado a seguir trabajando las instituciones unidas, como en este momento con la candidatura, para que Madrid siga “siendo la casa de todos los ciudadanos del mundo que vienen a buscar prosperidad, cultura, vanguardia y patrimonio”.

La declaración de Paisaje de la Luz como Patrimonio Mundial constituye un reconocimiento internacional muy importante del patrimonio histórico de la Comunidad de Madrid y contribuirá a la protección adecuada de esta zona. Al mismo tiempo, impulsará a la capital de España como destino turístico cultural de primera magnitud, reforzando las políticas de promoción desarrolladas por el Ejecutivo autonómico.

La Comunidad de Madrid ha participado de manera activa junto al Ayuntamiento de la capital en las diferentes fases del proceso iniciado en el año 2014. A través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, dependiente de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, se definió una candidatura que se ajustara a los criterios actuales de la UNESCO; incidiendo en los aspectos sostenibles, ambientales y cívicos del bien cultural y garantizando que las políticas de protección eran las adecuadas para este tipo de bien.

Con esta inscripción la región pasa a tener cuatro ciudades con el mayor reconocimiento de la UNESCO en materia de patrimonio cultural: San Lorenzo de El Escorial, Alcalá de Henares, Aranjuez y, ahora, Madrid. A estos municipios se les suma el Hayedo de Montejo como Patrimonio Natural de la Humanidad. Esto le sitúa como una de las regiones de España y de Europa con mayor número de bienes declarados de interés mundial.