La Comunidad de Madrid avanza en la tramitación administrativa con la que se quiere poner en marcha y edificar 15.000 viviendas públicas o de integración social en alquiler con rentas asequibles durante esta legislatura, en el marco del Plan Vive.

La Comunidad de Madrid dispone de suelos de su titularidad integrados en las denominadas redes supramunicipales que se quieren destinar al Plan Vive Madrid. Hasta el momento se ha podido analizar la viabilidad urbanística y económica de 72 parcelas localizadas en 27 municipios, que con la inclusión en este plan conseguirían optimizar y movilizar suelos de titularidad pública en desuso, facilitando que los mismos cumplan con la finalidad prevista.

Esta medida supondrá, además, contribuir al impulso de la recuperación del tejido y el crecimiento económico de nuestra región, en cuanto a creación de riqueza, y empleo con más de 25.000 empleos directos, generación de actividad económica, incremento de la recaudación de impuestos y, finalmente, la potencial reducción de precios en el mercado del alquiler, especialmente tras el parón que ha supuesto la pandemia del COVID-19.

Con el Plan Vive, se conseguirá, además, un aumento significativo de la oferta de viviendas asequibles destinadas fundamentalmente a la población más sensible y que por razón de sus ingresos, circunstancias personales o capacidad de ahorro, quedan fuera de la posibilidad tanto de acceder a viviendas de tipo social de titularidad de la Comunidad de Madrid como de la posibilidad de acceder a viviendas libres, bien sea en régimen de compraventa, o de alquiler.