Almeida y Villacís han presentado este proyecto que busca mejorar el acceso a una vivienda e intervenir a la baja en el mercado del alquiler

 

·         Con esta iniciativa, elaborada por el Área de Desarrollo Urbano, los ciudadanos que alquilen una de estas casas no gastarán más del 25 % de sus ingresos en pagar la renta

·         Las parcelas se encuentran repartidas en 11 distritos de la ciudad

·         Pasados 45 años, el Ayuntamiento incorporará esos pisos a su parque público

 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, junto al delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, han participado esta mañana en la presentación del concurso de 25 parcelas municipales en régimen de derecho de superficie para permitir la construcción de más de 2.000 viviendas destinadas a alquiler a un precio asequible. Es la primera vez que una administración en España va a actuar en este sentido, poniendo a disposición parte de sus activos inmobiliarios, hasta ahora inmovilizados, para aumentar la oferta a través de la colaboración público-privada y facilitar a los ciudadanos de Madrid el acceso a una casa.

Las 25 parcelas, agrupadas en cinco lotes, tienen una edificabilidad total en conjunto de 150.000 m2, están repartidas en 11 distritos de la ciudad y calificadas como de uso residencial libre. El objetivo del concurso,que se lanza hoy, después de un exhaustivo trabajo de revisión de todos los precios de los pliegos para adaptarlos a la actual coyuntura económica, es que se construyan viviendas destinadas al alquiler con una renta hasta un 25 % por debajo del precio medio de la zona en el mercado libre y cuyo pago no suponga tampoco más de un 25 % de los ingresos mensuales del núcleo familiar (en función de la renta media por hogar publicada por el INE para los distintos barrios).

Almeida ha mostrado su satisfacción por esta iniciativa, porque para el Ayuntamiento era una prioridad "dar un impulso determinante" a la construcción de este tipo de viviendas desde las políticas públicas, para atender "no solo las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad, tal como estamos haciendo ya desde la EMVS, que va a conseguir que al final de este mandato haya más de 10.000 viviendas para este fin", sino también "las de aquellos ciudadanos que, no teniendo esa consideración de vulnerabilidad, pertenecen a esa clase media que no tiene la capacidad económica suficiente para acceder a una vivienda". El alcalde ha asegurado que "si queremos que Madrid sea una ciudad de oportunidades, donde la gente venga a vivir para alcanzar sus sueños, tenemos que ofrecer viviendas dignas y asequibles para todos y, especialmente, para los más jóvenes".

En esa misma línea, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha asegurado que el concurso presentado hoy "es una apuesta por el alquiler social y por la clase media trabajadora, que muchas veces no puede acceder a una vivienda digna en la ciudad de Madrid debido a los altos precios de los alquileres". Villacís ha asegurado que estas viviendas suponen, además, un reequilibrio territorial "porque no intervenimos en una zona concreta de la ciudad, sino que actuamos en 11 distritos".

Por su parte, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha puesto de relieve la importancia de la fórmula de colaboración público-privada en la construcción de estas 2.000 viviendas porque "es imprescindible para aumentar la oferta e incidir así en el precio de la vivienda, puesto que la administración, por sí sola, no puede afrontar la carga económica de la construcción de un número tan importante de viviendas"

El suelo objeto de concurso seguirá siendo de titularidad municipal y, una vez finalizado el contrato de derecho de superficie, a los 45 años, el Consistorio podrá incorporar al patrimonio municipal un importante parque de viviendas construido, que servirá a la política municipal de vivienda y suelo. La puesta en marcha de este concurso supondrá una inversión directa de 250 millones de euros.

 

Amplia distribución por distritos

Las parcelas han sido elegidas por su localización en entornos demandantes de vivienda en régimen de alquiler en 11 distritos diferentes de Madrid, posibilitando una distribución equilibrada de la oferta en el conjunto del término municipal, asegurando el reequilibrio territorial y que los beneficios de este programa se noten en toda la ciudad.

La distribución de las parcelas es la siguiente: Arganzuela (3 parcelas), Retiro (2 parcelas), Moncloa-Aravaca (1 parcela), Fuencarral-El Pardo (3 parcelas), Latina (1 parcela), Carabanchel (3 parcelas), Usera (2 parcelas), Ciudad Lineal (2 parcelas), Hortaleza (3 parcelas), Villaverde (4 parcelas) y San Blas-Canillejas (1 parcela).