La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) ha comenzado esta semana la instalación de candados inteligentes en las bicicletas de BiciMAD. Este elemento de seguridad, que ya se utiliza en el servicio BiciMAD Go, se instalará paulatinamente en la totalidad de la flota del servicio para reforzar la seguridad de los vehículos frente a actos vandálicos.

A partir de ahora, los usuarios podrán encontrar bicicletas operativas que cuenten con este elemento instalado sobre la rueda trasera. Para iniciar el trayecto, el usuario seguirá la misma operativa habitual y podrá desanclar la bicicleta mediante su tarjeta o con la lectura del código QR desde la aplicación y el candado se abrirá de forma automática. Para finalizar el trayecto, el consumidor del servicio deberá anclar la bicicleta a la base y, además, cerrar el candado. Es necesario realizar ambas acciones para que la luz de la base pase a color verde, indicando que la bicicleta está correctamente anclada y el viaje finalizado y cerrado.

La instalación de estos dispositivos se llevará a cabo de forma progresiva y la previsión es alcanzar la totalidad de la flota en calle, 2.964 bicicletas, en el mes de noviembre. Esta medida forma parte de las acciones que el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha puesto en marcha para reforzar la seguridad del servicio ante el aumento del vandalismo desde el pasado mes de junio. La semana pasada se alcanzó el nivel más alto de bicicletas arrancadas de las bases, llegando a contabilizarse el pasado viernes más de 500 vandalizadas.

Además de la instalación de este elemento de seguridad, la EMT ya ha contratado e incorporado a 25 nuevos trabajadores para reforzar el servicio, se ha pedido la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y se trabaja para comenzar este mismo año el despliegue de cámaras en las estaciones más problemáticas del sistema.