SPAMSindicato Profesional de Agentes de Movilidad, federado en CSIT UNIÓN PROFESIONAL, denuncia la pésima planificación, por parte del Ayuntamiento de Madrid, de la obra de Plaza de España, tras su inauguración en el día de antes de ayer, donde existían atascos kilométricos, debido a la mala señalización. A pesar de las complicaciones en la circulación, el buen hacer de los Agentes de Movilidad evitó que se produjeran mayores perjuicios.

Los ciudadanos, acostumbrados durante años a un mismo recorrido, y ante la falta de carteles direccionales que indicasen cómo acceder a la M30, A5 o Glorieta de San Vicente, entre otros puntos, accedían durante el día de ayer por zonas restringidas al transporte público, causando importantes e, incluso, peligrosas, obstrucciones en el centro de la ciudad.

Por este motivo, lamentablemente, los Agentes de Movilidad recibieron la furia y enfado de los conductores, ya que desconocían si podían acceder a sus recorridos habituales, al no existir los paneles informativos y direccionales correspondientes. Por si las circunstancias no fueran ya de por sí complicadas, desde CSIT UNIÓN PROFESIONAL destacamos que todavía continúan los paneles y señales antiguas, hecho que desorientaba y confundía aún más a los conductores. Más de una veintena de Agentes de Movilidad tuvieron que explicar e intentar solucionar el problema creado por el propio Ayuntamiento, en vista de la mala señalización de la nueva zona. CSIT UNIÓN PROFESIONAL considera que el Consistorio, ante esta obra de tal magnitud, ha tenido tiempo suficiente para colocar las instrucciones adecuadas a los madrileños, al objeto de informar de las nuevas rutas.

El abandono institucional a los Agentes de Movilidad por parte del Ayuntamiento de Madrid ha quedado de manifiesto: día a día, ven mermada su plantilla, disponen de un Convenio caducado desde hace tres años, no les dotan de un vestuario adecuado a las condiciones climatológicas, y, a diferencia de otros colectivos, no tienen la posibilidad de una conciliación familiar. Además, los Agentes están inmersos nuevamente en la operación “Campaña de Navidad”, que prevén pueda ser “caótica” ante esta falta de profesionales en el Cuerpo. El déficit de plantilla en el Colectivo dificulta que puedan disfrutar los días libres que les corresponden, estableciendo la Administración una fecha límite para el disfrute de los mismos o denegándolos.

Mientras disminuyen los Agentes, los puestos de tráfico a cubrir son los mismos o, incluso, aumentan. Desde CSIT UNIÓN PROFESIONAL insistimos en que los Agentes de Movilidad llevan más de 10 años sin poder cambiar de unidad y turno, hecho que promueve la huida a otros colectivos. Prueba de ello, es que, en la última promoción interna a Policía Municipal, más de la mitad de Agentes de Movilidad intentaron acceder a las plazas ofertadas. En breve, tendrá lugar otra promoción interna a Policía y, probablemente, cerca de un 80% de la plantilla se presentará.