• Desde esta madrugada estarán ocupados los dos carriles norte del puente (sentido Cuatro Caminos), mientras que el tablero sur estará abierto para el tráfico en ambos sentidos
  • Las afecciones a la movilidad pueden consultarse a través de los cauces habituales: www.madrid.es > Movilidad y Transportes > Incidencias de tráfico

 

Los trabajos de reparación y acondicionamiento del puente de Raimundo Fernández Villaverde entran esta madrugada en su segunda fase que se centrará en la parte norte del tablero. Esto supondrá la ocupación de los dos carriles norte del puente (sentido Cuatro Caminos), mientras que el otro lado del tablero, el sur, estará abierto para el paso de vehículos en ambos sentidos. De esta manera, continuarán estando operativos dos de los cuatro carriles del puente, ya que hasta el momento estaban ocupados los dos carriles contiguos a la mediana.

Las labores que se están desarrollando en el paso elevado, ejecutadas por el Área de Obras y Equipamientos desde el pasado 6 de junio, se llevan a cabo después de que los servicios de conservación observaran pequeños hundimientos en las zonas de calzada de aproximación al puente tanto en el estribo del lado de la calle Joaquín Costa como, en mayor medida, en el estribo del lado de la calle Orense. Es por ello, que los técnicos municipales decidieron actuar para que el problema no llegase a suponer una disminución de la seguridad.

Los trabajos de reparación consisten en la excavación y retirada de material de relleno existente bajo la calzada; renovación del sistema de drenaje que recoge las aguas del tablero del puente; relleno con hormigón y zahorra; ejecución sobre el relleno de una losa superior de hormigón armado de reparto de cargas e impermeabilización de la losa y reposición del asfalto.

A la vez, se va a proceder al acondicionamiento de la parte superior del tablero del puente, que se encuentra deteriorado y envejecido por el paso del tiempo. En este caso, la intervención contempla la renovación de la mediana con demolición de la actual y ejecución de una nueva, mejorando los puntos de recogida de agua del sistema de drenaje; restauración de las barandillas existentes en muretes de accesos y bordes laterales de tablero; ejecución de nuevas juntas de dilatación en el tablero; sustitución de la actual barrera metálica por un nuevo sistema de contención de vehículos más estético y ajustado al entorno urbano y a los requisitos europeos y renovación del pavimento de calzada existente con fresado y extensión de nueva capa de rodadura de asfalto y señalización horizontal.

Ambas actuaciones de reparación de las zonas de acceso y de acondicionamiento del tablero se realizan al mismo tiempo a través de sucesivas fases en los meses estivales, de menor afección a la movilidad de la zona. Los trabajos, que finalizarán en octubre, cuentan con un presupuesto de 913.000 euros.

El Ayuntamiento ofrecerá información continuada de las afecciones a la movilidad a través de los cauces habituales (www.madrid.es > Movilidad y Transportes > Incidencias de tráfico).