• El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha informado en la comisión del ramo de que el 59 % son susceptibles de regularizarse, el resto de usuarios perderá la plaza por emplearse de manera lucrativa o sin cumplir con los requisitos obligatorios
  • De las 97.013 plazas para residentes que hay en los 297 aparcamientos municipales, se han inspeccionado 40.738 plazas
  • El plan persigue un doble objetivo: regularizar los casos que tienen derecho legítimo sobre su plaza y rescatar aquellas que se emplean de manera irregular para entregárselas a los más de 10.900 vecinos que integran la lista de espera

 

El 60 % de las plazas para residentes que el Ayuntamiento de Madrid ha inspeccionado se utilizan de manera fraudulenta. Un 59 % son susceptibles de regularizarse, pero el resto de los usuarios que las emplean irregularmente perderán sus plazas, que serán adjudicadas a los vecinos que llevan años en lista de espera. Así lo ha trasladado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en la comisión del ramo.

La administración cuenta con 97.013 plazas para residentes en 297 aparcamientos de titularidad municipal. El área comenzó un Plan de Inspección de Aparcamientos para Residentes en febrero de 2020 ante la elevada demanda de reservas de estacionamiento por parte de los vecinos, una lista de espera que superaba las 10.000 solicitudes entonces.

Hasta la fecha, se han revisado 55.187 plazas, de las que 40.738 se han podido inspeccionar gracias a que había un vehículo ocupando la reserva en el momento del control, permitiendo cruzar la matrícula con los datos municipales. De estas, se han detectado 24.333 situaciones irregulares (60 %); de las que el 59 % (14.570) es susceptible de regularización. El resto, como ha detallado Carabante, perderán la plaza porque se destinan a usos lucrativos (realquiler, lo que supone una práctica prohibida) o han perdido el requisito de empadronamiento dentro del área de influencia del PAR (Plaza de Aparcamiento para Residente).

 

Doble objetivo

El plan de inspección de usos irregulares en plazas de aparcamientos de residentes se pone en marcha con un doble objetivo: regularizar los casos de las personas que tienen derecho legítimo sobre la plaza y rescatar aquellas que registran usos irregulares no regularizables para poder cederlas a las 10.966 personas que hay en la actualidad en lista de espera.

Los beneficiarios de este tipo de aparcamientos tienen que saber que si son herederos de una plaza y no están empadronados en la zona no pueden utilizarla. Además, es incompatible ser titular de una plaza de residente en zona de Servicio de Estacionamiento Regulado y de una Plaza de Aparcamiento para Residente (PAR), hay que elegir una u otra.

Existen diferentes casos de uso indebido que son objeto de regularización. Por ejemplo, tendrían derecho legítimo sobre la plaza:

 

  • Una persona que no es el titular, pero convive con el titular, constando empadronado en su domicilio sin haberlo comunicado.
  • Uso de la plaza por el comprador de la vivienda, cumpliendo los requisitos para acceder a la plaza.
  • Uso de la plaza por los herederos de la persona que consta como titular, cumpliendo los requisitos para ser titulares de la plaza.
  • Uso de la plaza por el titular, habiendo trasladado su domicilio a otra vivienda dentro del área de influencia sin comunicarlo a la administración.
  • Uso de la plaza por el cónyuge al que se le adjudique el derecho en caso de divorcio o separación conyugal, cumpliendo los requisitos para ser titular de una plaza.

 

El Ayuntamiento ha puesto a disposición de los residentes un inspector en cada uno de los aparcamientos para orientarles y ayudarles a la regularización.

Más información para conocer situaciones regularizables y usos indebidos, aquí.