El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida,  presentó ayer en el depósito del Olivar junto a la presidenta la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, las actuaciones que están proyectadas por el Canal Isabel II para garantizar la red de abastecimiento y saneamiento en Madrid Nuevo Norte.

Almeida ha destacado el trabajo realizado por el Ayuntamiento y la Comunidad durante todo este tiempo, "incluso durante lo peor de la pandemia", para conseguir que Madrid Nuevo Norte fuera aprobado porque "el mejor futuro de la ciudad de Madrid pasa por la operación Madrid Nuevo Norte".

Además ha subrayado la capacidad de transformación y de regeneración urbana que esta operación va a suponer para la capital y "para el barrio de Begoña, ya que va a permitir aumentar su calidad de vida, así como la de todos los vecinos de Madrid". Asimismo, el alcalde ha agradecido al Canal de Isabel II "la inversión de 80 millones de euros para garantizar el refuerzo del abastecimiento de agua a toda la ciudad".

Las obras proyectadas por el Canal de Isabel II están pensadas para atender la demanda de agua de trabajadores y futuros residentes de Madrid Nuevo Norte (MNN), que está estimada en torno a los 25.000 metros cúbicos diarios. Estas nuevas infraestructuras hídricas se han plantado sobre una superficie de 330 hectáreas, cuya operación urbanística plantea la ejecución de aproximadamente 10.500 viviendas. Para atender este consumo, será necesaria la renovación de aproximadamente 12 kilómetros de las principales conducciones del Canal en la zona norte de Madrid.