El Ayuntamiento de Madrid, a través del Área de Obras y Equipamientos, ha puesto en marcha ayer lunes los trabajos de remodelación de la calle de José Ortega y Gasset, en el distrito de Salamanca, en el trayecto de casi 700 metros que va desde el paseo de la Castellana hasta la plaza del Marqués de Salamanca. Las obras, cuyo plazo previsto de ejecución es de 12 meses, cuentan con un presupuesto de 5,5 millones de euros y permitirán la adecuación y puesta en valor arquitectónico de una de las calles más comerciales de la capital.

Los trabajos que comienzan hoy permitirán mejorar tanto la movilidad peatonal como la calidad ambiental de la vía, en la que se seguirán criterios similares a los de la remodelación de la calle Serrano, realizada en 2009. Así, contará con itinerarios peatonales y espacios estanciales definidos con claridad, para lo que se creará una plataforma peatonal pavimentada con grandes losas de granito contigua a la fachada y cobrarán especial relevancia los pasos de peatones de los cruces transversales que no solo se elevarán, sino que también aumentarán en número. Para cumplir con la normativa vigente de accesibilidad, en el itinerario se dispondrán baldosas podotáctiles.

Para la mejora de la calidad ambiental, además de situar nuevas jardineras en la banda de acera que limita con la calzada, se va a disponer una doble alineación de arbolado con nuevos ejemplares. La pavimentación en la zona de arbolado estará orientada a mejorar la sostenibilidad de la gestión del agua y la reducción de la isla de calor. En aras de optimizar la calidad de la iluminación y la eficiencia energética, el proyecto contempla la renovación completa del alumbrado público con luminarias con tecnología led y sistemas de regulación que dotarán a la vía de una iluminación más homogénea.

Además, como parte de la remodelación integral, se incorporará nuevo mobiliario urbano que estará compuesto por dos tipos de bancos. En las zonas estanciales bajo los árboles, se instalarán bancos de madera con respaldo y apoyabrazos, adaptados y accesibles. En la zona próxima al bordillo de la acera se pondrán bancos de granito que, además de cumplir su función, permitirán, junto a las jardineras, mejorar sensiblemente la seguridad de los bajos comerciales frente a posibles alunizajes. Asimismo, para facilitar el uso de la bicicleta, se colocarán aparcamientos para este tipo de transporte en los lugares más demandados por los usuarios.

A medida que avancen los trabajos, se podrán producir cortes puntuales de tráfico de los que se informará de forma detallada en su momento a través de la página web del Ayuntamiento, www.madrid.es.