La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, acompañada de la concejala de Tetuán, Blanca Pinedo, ha visitado los túneles de AZCA, cuyos trabajos de rehabilitación acaban de concluir. Las labores, que han contado con una inversión de 4,5 millones de euros, han consistido fundamentalmente en la instalación de revestimientos blancos de acero vitrificado que suponen una mayor luminosidad, mejor aspecto estético y más fácil mantenimiento.

 

En total se han dispuesto 18.579 m2 de paneles vitrificados, de los que 10.507 m2 se han instalado en el nivel -1 y 8.072 m2 en el nivel -2, suponiendo una longitud de siete kilómetros. Estos revestimientos disponen de una franja perforada en las zonas superiores donde existen rejillas de ventilación, garantizando así el flujo de aire en los conductos. Asimismo, en la parte inferior, sobre la acera lateral de servicio, se ha instalado un zócalo compuesto por material ignífugo.

 

Con objeto de facilitar la comprensión de los usuarios en relación con el nivel en el que se ubican, se han utilizado diferentes colores en las lamas que componen el zócalo: amarillo anaranjado para el nivel -1 y verde azulado para el nivel -2.

 

Tanto los paneles como las lamas del zócalo se han dispuesto en colores claros para aumentar la reflectancia del alumbrado existente en el túnel y, por tanto, la visibilidad, lo que mejora la seguridad de los usuarios de la vía.

 

Los trabajos, durante los que el túnel se ha mantenido siempre en servicio, también han incluido otras actuaciones complementarias como la limpieza y pintura de las zonas sin revestimientos con una pintura específica para túneles de elevada reflectancia, la reparación de barandillas y otros elementos metálicos y la renovación del sistema de contención de vehículos y de la señalética e iluminación de evacuación en las salidas de emergencia. Además, a las actuaciones recién finalizadas se unirá antes de que acabe el año una mejora del asfaltado.