La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, asistió ayer en Carabaña a la celebración del Domingo de Ramos, preámbulo de la Pasión viviente que tiene lugar la noche de Viernes Santo en el municipio, y que fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en 2013 por su singularidad.

La visita se enmarca en la iniciativa Compromiso 179 para impulsar la cultura y el turismo en todos los municipios madrileños, así como en las acciones de difusión de los atractivos de su Semana Santa.

La representación de la Pasión de Cristo viene realizándose en esta población del sureste de la región desde el año 1988. Cuenta con la participación y colaboración de más de 200 vecinos tanto en la escenificación como en la preparación del evento, su ambientación, iluminación y montaje, y destaca además por la belleza de los escenarios naturales del municipio.

Foto cedida por la Comunidad de Madrid

 

La conmemoración del Domingo de Ramos ha estado presidida por el sacerdote Luis de Lezama y ha consistido en la recreación de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén y la bendición de los ramos en la plaza de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, que posteriormente ha acogido una misa.