Los cuatro albergues juveniles de la Comunidad de Madrid han obtenido el Sello de Compromiso de la Red Española de Albergues Juveniles (REAJ), un distintivo que certifica la excelencia de las instalaciones y las prácticas responsables tanto en materia social como medioambiental que se desarrollan en estos centros. El director general de Juventud de la Comunidad de Madrid, Nikolay Yordanov, ha recogido estos certificados durante un encuentro de directores de estos espacios juveniles celebrado en Toledo.

REAJ es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 300 albergues en España y forma parte de Hostelling International. A través del Carné de Alberguista, ofrece a sus socios más de 4.000 complejos de estas características en los que alojarse en todo el mundo y descuentos en transportes, museos o restaurantes, entre otros. Su sello de calidad, instaurado hace un año, supone un importante elemento diferenciador para las cuatro instalaciones gestionadas por el Gobierno regional frente a otros alojamientos de este tipo.

Para obtener la certificación REAJ es necesario acreditar mediante un sistema de auditorías el cumplimiento de 105 requisitos vinculados a la calidad en el servicio, el trato y las instalaciones, con especial atención a la accesibilidad de los edificios y a la existencia de habitaciones adaptadas para personas con discapacidad.

Además, desde estos alojamientos se impulsa la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente fomentando el reciclaje, el consumo responsable de la energía y el uso eficiente del agua. Gracias a las obras de reforma realizadas en las instalaciones, los albergues madrileños disponen de sistemas de recogida selectiva de residuos y han mejorado su eficiencia energética con la instalación de calderas de biomasa y paneles solares híbridos fotovoltaicos.

También promueven programas y acciones relacionados con el fomento de la igualdad, la educación en valores, el desarrollo de hábitos saludables, el respeto a la naturaleza y a los valores culturales de los pueblos y ciudades de todo el mundo, a través de los campamentos de verano y campus de voluntariado que se realizan en sus instalaciones.

Los cuatro albergues juveniles regionales están ubicados en Rascafría (Los Batanes), San Lorenzo de El Escorial (El Escorial) y Cercedilla (Villa Castora y Las Dehesas) y suman un total de 378 plazas disponibles, de las cuales 20 están adaptadas para personas con movilidad reducida. Además de proporcionar alojamiento y manutención a precios reducidos a los usuarios, son lugares ideales para realización de actividades deportivas, culturales, turísticas o de carácter recreativo. Toda la información sobre estas instalaciones se puede consultar en este enlace.