La Comunidad de Madrid garantiza la movilidad de los ciudadanos con la máxima seguridad en su plan de desescalada en el transporte público, tal y como avanzó ayer el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, en la Asamblea de Madrid.

En el transcurso del Pleno, el consejero explicó las principales medidas incluidas en la estrategia para la desescalada en la red de transporte público de la región, “garantizando siempre la movilidad de aquellos que necesitan desplazarse, con las máximas condiciones de seguridad tanto para ellos como para los profesionales que lo hacen posible”. 

“El Gobierno regional ha diseñado una estrategia de movilidad para la desescalada, basada en la última Encuesta de Movilidad y considerando las necesidades de la demanda creciente de transporte público que se irá produciendo paulatinamente”, ha señalado Garrido, quien ha indicado que, con el inicio de la fase 0 de la transición, ya se está registrando un incremento del 19% en la demanda del transporte público.

El consejero explicó que, tomando como referencia la distancia social establecida por el Gobierno central, que limita el aforo a un 50% en el transporte público y fija una densidad de dos personas por metro cuadrado, la red madrileña sólo podrá asumir un 45% de la capacidad que tenía antes de la alerta sanitaria. Por este motivo, el Ejecutivo autonómico ha diseñado varias actuaciones para poder seguir fomentando el uso del transporte público “como herramienta fundamental para la sostenibilidad medioambiental, social y económica”.

EVITAR LA ESTIGMATIZACIÓN 

En primer lugar, se va a desplegar el 100% de la oferta del transporte público para garantizar en todo lo posible el distanciamiento social. Una acción que se complementa con el uso obligatorio de mascarilla. “Una medida sencilla en lo sustancial pero de sentido común, que incrementa la seguridad de todos los usuarios, evitando la estigmatización del transporte público”, ha apuntado Garrido, quien ha agradecido el cambio de criterio del Ministerio de Transportes en este asunto, en línea con las peticiones planteadas por el Gobierno madrileño en las últimas semanas.

También se está valorando la transformación en lanzaderas directas de autobuses de algunas de las líneas que recorren los ejes principales y tienen mayor demanda. Asimismo, se va a incrementar la oferta en los tramos de mayor intensidad y el servicio en las paradas con más demanda.

Igualmente, el Consorcio Regional de Transportes está estudiando reforzar algunos de los tramos más utilizados de rutas ferroviarias con líneas de autobús que repliquen su recorrido, así como promover y potenciar planes de movilidad al trabajo, especialmente en grandes empresas.