Las obras de Nudo Norte avanzan a buen ritmo y en plazo por la planificación en los desvíos, a los que este trimestre se suman tres nuevos cortes programados. Este miércoles, 15 de septiembre, el tramo M-607/M-30, dirección A-1 y M-11, pasará de cuatro a tres carriles, una modificación que obliga a reducir a un carril el ramal de acceso a la M-30 desde el paseo de la Castellana.

Además, y según el plan de obra, a partir del 4 de octubre, en la M-30 y la M-11, dirección M-607/avenida de la Ilustración, se modifica el desvío actual para habilitar nuevas zonas de trabajo, pero se mantiene la reducción a tres carriles en funcionamiento vigente desde el pasado mes de marzo.

Más adelante, a principios de noviembre, quedará cortado el acceso desde la A-1 a la M-30, dirección avenida de la Ilustración/M607/paseo de la Castellana, para lo que se informará y se señalizarán los correspondientes itinerarios alternativos por las vías de alta capacidad de circunvalación de Madrid y por las calles de los barrios de la ciudad afectados.

Todos los cortes y seguimientos de los trabajos aparecen en tiempo real en la página web específica y aplicación móvil diseñadas por el Área de Medio Ambiente y Movilidad.

 

Otros desvíos vigentes

A partir del 3 de marzo se cortó el ramal desde el paseo de la Castellana hacia la M-607/avenida de la Ilustración (en dirección a Colmenar Viejo) y el 23 de marzo, se reordenaron y redujeron de cuatro a tres los carriles del tronco de la M-607/M-30, dirección Colmenar Viejo/avenida de la Ilustración. Desde el 28 de julio, se redujo de dos carriles a uno la M-30 entre los puntos kilométricos 32+000 y 31+600, dirección avenida de la Ilustración/M-607.

Actualmente, esta planificación de desvíos y cortes funciona sin incidencias superiores a las que se producen habitualmente en horas punta, debido a los itinerarios alternativos desde la plaza de Cuzco, plaza de Castilla y por la avenida de Monforte de Lemos. Estos desvíos seguirán siendo los recomendados para las afecciones de septiembre y octubre. Más información en este enlace. 

Menos atasco, menos emisiones

Con la reforma de Nudo Norte, una de las actuaciones clave de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, se contribuirá a reducir las emisiones contaminantes de la ciudad. El aumento de capacidad en los puntos críticos y la supresión de los cruces supondrá reducir los niveles de congestión circulatoria por debajo del 70 %. Además, con esta reforma se mejorará la calidad del aire al reducir las emisiones de dióxido de carbono una media de 14 toneladas al día, es decir, el 0,5 % de las emisiones de CO2 del sector del transporte por carretera en Madrid.