La Policía Municipal de Madrid llevó a cabo más de 74.000 controles por consumo de alcohol y drogas en las vías públicas de la ciudad durante 2021, deteniendo e investigando a alrededor de 3.350 conductores por delitos contra la seguridad vial, de los que 2.600 lo hacían bajo los efectos del alcohol y las drogas. El año pasado, a falta de cerrar completamente la estadística oficial, los agentes municipales interpusieron más de 5.500 denuncias administrativas relacionados con este consumo entre los conductores en la ciudad.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha detallado estos datos durante su visita a la Unidad de Policía Judicial de Tráfico de la Policía Municipal, donde ha conocido el funcionamiento de los controles y pruebas que llevan a cabo sus efectivos para detectar el consumo de alcohol (que constituyen el grueso de las pruebas) y drogas al volante, entre otros delitos contra la seguridad vial. Sanz ha agradecido a los 150 agentes municipales de esta unidad su “esfuerzo diario para hacer más seguras las calles de la ciudad”.

Asimismo, la delegada ha informado de los controles de alcohol y drogas durante la reciente campaña de Navidad desplegada por la Policía Municipal (del 26 de noviembre al 9 de enero), uno de cuyos objetivos fue aumentar la seguridad vial, minimizando los riesgos inherentes a la movilidad en unas fechas donde se produce un incremento de los desplazamientos con vehículo en horario nocturno, con un mayor riesgo, por tanto, de siniestralidad, por lo que los servicios operativos se dirigieron a prevenir y actuar contra infracciones agravadas como alcoholemias y drogas, exceso de velocidad, estacionamientos indebidos en carril bus, doble fila, etc.

Así, en esta reciente campaña la Policía Municipal realizó más de 8.100 pruebas de alcohol y drogas a conductores con un saldo de 425 detenidos e investigados por delitos contra la seguridad vial, 350 de ellos por consumo de alcohol o drogas. Además, en ese periodo los agentes municipales interpusieron unas 750 denuncias por exceso de velocidad, alrededor de 16.000 por estacionamientos indebidos y más de 500 a vehículos de movilidad urbana (MVU) como patinetes, etc.

Sanz ha recordado la reciente aprobación del Plan Estratégico de Seguridad Vial 2021-2030 de la ciudad, elaborado por la Policía Municipal, que alinea las políticas y objetivos nacionales e internacionales con la finalidad de contribuir a la protección de la vida, la salud y la integridad física de todas las personas usuarias de las vías y espacios públicos de la ciudad, ya sean peatones o empleen cualquier tipo de vehículo.