Tras garantizar la seguridad de la zona y establecer un plan alternativo de movilidad, la siguiente prioridad del Ayuntamiento ha sido habilitar lo antes posible un paso peatonal transversal bajo el viaducto en el tramo comprendido entre las calles López de Hoyos y Príncipe de Vergara. Este paso, que está operativo desde hoy a la altura del número 112 de Francisco Silvela, dará permeabilidad a la zona, ya que hasta ahora la distancia entre los dos pasos de peatones habilitados en los dos extremos de la ocupación de las obras era de 650 metros. Esa distancia queda ahora reducida a la mitad. 

El paso consiste en dos ‘calles’ de 1,5 metros de ancho mínimo, cada una de las cuales está ideada para dar servicio a un sentido y permitir así la distancia de seguridad que la actual situación sanitaria exige. Asimismo, el itinerario está debidamente pavimentado, señalizado e iluminado y cumple con toda la normativa vigente en materia de accesibilidad. Además, el paso cuenta con un techado de madera y es completamente independiente de la zona de obra. 

Segundo paso peatonal a finales de mes

De forma paralela a la puesta en marcha de este paso peatonal, continúan las labores de cimbrado de todo el viaducto, consistentes en dotarlo de una estructura auxiliar que soporte provisionalmente su peso.

Antes de finalizar la totalidad del cimbrado, la semana que viene está previsto iniciar el desmontaje y demolición del primer tramo del ramal de Príncipe de Vergara, lo que permitirá habilitar un nuevo paso para peatones que dé continuidad al itinerario peatonal de la calle Francisco Silvela sin necesidad de rodear la ocupación de Príncipe de Vergara.

Se estima que este paso estará listo a finales de agosto o principios de septiembre, una vez retirada la estructura de los primeros tramos de ese ramal. Tras acabar el desmontaje del ramal, se iniciará la demolición del nudo situado sobre Príncipe de Vergara.