Las casetas de libros de la Cuesta de Moyano, en el distrito de Retiro, no tendrán que abonar el canon municipal que pagan cada año. Tras la decisión del Área de Cultura, Turismo y Deporte, que dirige Andrea Levy, se cumple uno de los Acuerdos de la Villa adoptados por unanimidad el pasado mes de julio en un pleno municipal extraordinario. Se trata de una de las fórmulas promovidas por esta área para ayudar a los sectores más afectados por la crisis sanitaria de la COVID-19.

La medida, que se aplica en colaboración con la Junta Municipal del Distrito de Retiro, presidida por Santiago Saura, ha sido comunicada ya a la junta directiva de los libreros de la Cuesta de Moyano. 

Las tasas que pagan los libreros por cada caseta varían entre los 3.000 y los 10.000 euros al año. Actualmente hay 29 casetas dedicadas a la venta de libros de segunda mano y una caseta del Ayuntamiento de Madrid que funciona como Punto de Información Turística. 

El compromiso del Área de Cultura, Turismo y Deporte es seguir colaborando con la promoción de este espacio emblemático ya centenario situado en el centro de Madrid.