El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, dió ayer el pistoletazo de salida al despliegue de las 1.300 papeleras inteligentes que se distribuirán por todos los distritos de la ciudad hasta el mes de octubre, cuando estarán totalmente implantadas. La primera en instalarse de todas ellas ha sido en la plaza del Emperador Carlos V, en la acera de la estación de Atocha, donde el regidor madrileño ha podido comprobar su funcionamiento.

El alcalde ha lanzado un mensaje de concienciación a todos los madrileños “para que cuidemos de Madrid y seamos conscientes de que la ciudad más limpia es la que no se ensucia”. “El Ayuntamiento hace un esfuerzo presupuestario muy importante para mantener Madrid limpia y por eso pedimos también a los ciudadanos su implicación para que podamos disfrutar de esta ciudad que tanto nos gusta”, ha añadido.

Características de las papeleras

El modelo de papelera es una “Bigbelly HC5” alimentada mediante energía solar con capacidad para la compactación de residuos. Este modelo de compactación almacena cinco veces más que una papelera de residuos tradicional de 120 litros y está equipado con sensores que monitorean e informan sobre los niveles de llenado y la actividad de recogida. Además, su tecnología permite el bloqueo de la misma para que no se puedan introducir objetos cuando las fuerzas de seguridad así lo ordenen.

Este equipamiento urbano cuenta con pedal de pie para abrir la tapa, contenedor interior con ruedas para descarga mecanizada en camión recolector, diseños personalizados, placas metálicas para apagar colillas, cenicero, servicio de localización asistido por GPS, sistema de seguridad y bloqueo en remoto.