La Comunidad de Madrid aumentará de forma muy significativa la oferta de viviendas que permitirán alquileres asequibles gracias al Plan Vive Madrid, con el que se van a construir 15.000 viviendas en alquiler en 72 municipios de la región en la presente legislatura, y hasta 25.000 en la próxima.

El consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, visitó ayer una de las parcelas donde se van a construir hasta 563 pisos en la localidad madrileña de Tres Cantos, donde ha destacado la importancia de la colaboración entre administraciones para que este plan se haya podido poner en marcha, porque las parcelas donde se van a construir son fruto de cesiones demaniales por parte del Ayuntamiento propietario de los terrenos.

Pérez ha explicado que “estas viviendas facilitarán que los jóvenes menores de 35 años puedan emanciparse y formar una familia; también a los mayores de 65 años y personas con diversidad funcional y que por sus ingresos, circunstancias personales o capacidad de ahorro no pueden acceder a viviendas sociales de la Comunidad de Madrid”. Tendrán prioridad a la hora de acceder a estas viviendas los vecinos y trabajadores que tengan una antigüedad en el municipio superior a 3 años.

Viviendas sostenibles y eficientes

Más del 80% de las viviendas dispondrán de 1 y 2 dormitorios, con un margen fluctuante para las de 3 habitaciones. En los proyectos se valorará de forma prioritaria la reducción de demanda energética, por lo que se apostará también por las cubiertas verdes. Además, primarán los proyectos que apuesten por nuevos materiales, la reducción de plazo y las soluciones constructivas novedosas.

De acuerdo con la normativa urbanística, la Comunidad de Madrid otorgará concesiones administrativas de dominio público a terceros, que serán los promotores de estas viviendas protegidas en régimen de arrendamiento.

Impulsará la recuperación económica tras el COVID-19

La Comunidad de Madrid cuenta ya con 1,2 millones de metros cuadrados disponibles en 43 municipios de la región para llevar a cabo esta operación. La fase inicial del Plan Vive permitirá emprender los trámites de licitación de 72 parcelas distribuidas en 27 municipios, con las que comenzar la construcción de las primeras 9.000 viviendas de las 15.000 previstas para esta legislatura.

La puesta en marcha de este plan y la construcción de estas 25.000 viviendas en ocho años supondrá una importante inyección para la economía de la región, con una previsión de crear cerca de 100.000 puestos de trabajo y una inversión superior a los 1.350 millones de euros.