La Comunidad de Madrid ha anillado un pollo de buitre negro ubicado en un nido que esta colonia tiene en un pino silvestre del Valle Alto de Lozoya en Rascafría, en pleno corazón del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (PNSG).

Se trata de un proyecto anual de anillamiento impulsado por la Comunidad de Madrid, en el que colabora la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) y que cuenta con la participación de los agentes forestales dependientes de la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas. 

A primera hora de la mañana, un agente forestal del Grupo de Intervención en Altura de la Comunidad de Madrid (GIAM) ascendió hasta el nido para introducir al pollo en una bolsa especial y depositarlo en el suelo. Posteriormente, un técnico medioambiental del PNSG, en colaboración con SEO/BirdLife, que son los responsables del seguimiento de la colonia, le han tomado unas muestras de sangre y tras comprobar su estado de salud, le han colocado una anilla de identificación en una pata, y en la otra una anilla de lectura a distancia. Finalizado este proceso el pollo, ha sido devuelto al nido en el que ha permanecido desde que su madre depositara el huevo el pasado 21 de marzo. 

Esta acción, así como su desarrollo y cuidado de sus progenitores, ha recibido numerosas visitas desde distintos lugares del mundo a través de la webcam instalada en el árbol. Aún quedan dos meses en los que se podrá observar los ejercicios de musculación y entrenamiento de sus primeros vuelos antes de que abandone el nido. 

La instalación de la webcam en el nido de buitre negro, el pasado mes de marzo, ha permitido a los científicos documentar sus primeros días de vida, así como descubrir aspectos de su comportamiento poco conocidos en esta especie que servirán de ayuda para mejorar su gestión. Además, esta webcam ha permitido ver el ciclo reproductivo completo de la pareja de progenitores desde el arreglo del nido previo a la puesta en pleno invierno, así como el inicio del vuelo del pollo que será a finales de verano.

Según el último censo publicado por SEO/BirdLife en 2018 la población de buitre negro podría situarse en torno a las 3.000 parejas en todo el país. Cuenta con una evolución positiva. La Comunidad de Madrid acoge a más de un centenar de parejas de esta especie.