La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde, en sesión extraordinaria, al nuevo texto de la modificación de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS). El documento será remitido a los grupos municipales hoy mismo para que, durante las próximas dos semanas, presenten sus enmiendas con el objetivo de mejorar la normativa antes de que se lleve a comisión y Pleno extraordinarios para su aprobación definitiva en la primera quincena de septiembre.

Como ha explicado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, las alegaciones no han supuesto cambios sustanciales sobre la esencia de la nueva OMS, que permitirá a la ciudad tener de manera progresiva una gran Zona de Bajas Emisiones para mejorar la calidad del aire, ofreciendo a los ciudadanos alternativas para iniciar la transición hacia la movilidad sostenible, tanto a nivel económico con las ayudas Cambia 360, como en sus desplazamientos diarios con el fomento del transporte público y la mejora y creación de diferentes infraestructuras. “Esta ordenanza, junto a la de Calidad del Aire que se aprobó en marzo y la Hoja de Ruta hacia la Neutralidad Climática de la capital sitúan a Madrid a la vanguardia de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático”, ha manifestado el regidor.

Principales cambios introducidos con las alegaciones

Las bicicletas podrán circular por túneles y los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) como los patinetes podrán hacerlo por los carriles multimodales-carril con velocid ha ad limitada a treinta kilómetros por hora o inferior-. Son dos de los principales cambios introducidos en el proyecto de la ordenanza una vez revisadas y contestadas las 7.688 alegaciones.

Ordenación y garantía de la accesibilidad universal

La Ordenanza de Movilidad Sostenible refuerza la seguridad vial en las vías urbanas, especialmente en las aceras y zonas peatonales y sobre los colectivos más vulnerables (menores de edad, los de edad avanzada, dependientes, personas con discapacidad y con movilidad reducida). Así, con ánimo de garantizar la accesibilidad universal, a través del artículo 48, se obliga a bicicletas, VMP, ciclos, motos y vehículos de dos o tres ruedas a estacionar exclusivamente en los espacios específicamente reservados y señalizados para ello, preferiblemente en la calzada (reservas situadas en bandas de estacionamiento, pudiendo encadenarse a sus elementos de anclaje y separación).

Madrid abre el paso a los vehículos sostenibles

Para cumplir el primero de los retos, resulta fundamental que todos los desplazamientos que se produzcan en la ciudad sean sostenibles. El tráfico rodado es el principal responsable de la contaminación del aire por dióxido de nitrógeno en la ciudad, concretamente del 53,3 % del NO2 total y del 74,4 % si sólo se consideran las fuentes locales sobre las que el Ayuntamiento de Madrid tiene capacidad de regular.

Calendario de restricciones a los más contaminantes

De las siete estaciones que superaron en 2018 los valores límite para la media anual de NO2 (40µg/m3), cinco se situaban en el interior de la M-30. Comenzando por las zonas donde los niveles de contaminación son más elevados (interior de la M-30), el calendario de limitaciones a la circulación establecido para aquellos vehículos que no estén dados de alta en el padrón del IVTM del Ayuntamiento es el siguiente:

  • Desde el 1 de enero de 2022, queda prohibido su acceso y su circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30, excluyendo la propia M-30.
  • Desde el 1 de enero de 2023, queda prohibido su acceso y su circulación por las vías públicas urbanas del interior de la M-30 y de la propia M-30.
  • Desde el 1 de enero de 2024, queda prohibido su acceso y su circulación por todas las vías públicas urbanas del ámbito territorial de Madrid ZBE.
  • Desde el 1 de enero de 2025, la prohibición se extiende también para los A de Madrid.