Declaraciones de la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid en la Asamblea de Madrid, a la que ha acudido a recoger su acta de diputada:

Decirle al gobierno que, si sigue arremetiendo contra la Comunidad de Madrid y contra los intereses de todos los ciudadanos, la derrota sin paliativos que ha sufrido en las urnas irá cada vez a mayor.

La izquierda en Madrid, cada vez más fragmentada, empezará a ser insignificante si no son capaces de anteponer los intereses de los ciudadanos, como puede ser la cuestión de los ERTES que tiene bloqueada las vidas de más de 600.000 personas, si no anteponen esos problemas a los intereses ilegítimos a aquellos golpistas que pretenden ser indultados por la puerta de atrás en un acto miserable contra la separación de poderes y un acto despótico.

Porque hay que recordar que la ley es la garantía de que en un Estado de Derecho se equiparen los derechos de todos y que las oportunidades y las acciones de la justicia ante los ciudadanos sean iguales. Ese esa forma de romper el socialismo y la igualdad la que se está pretendiendo desde el Gobierno de España.

Esto es algo que nosotros también vamos a defender porque constantemente, porque allá donde tienen la oportunidad arremeten contra las decisiones de este Gobierno, con la independencia y autonomía fiscal de la Comunidad de Madrid para luego ir cediendo en prisiones en el País Vasco o en indultos que están sonrojando a todos, empezando por el Supremo.

Lo que es incomprensible es identificar la ley con la venganza, porque es como equiparar a la policía con los terroristas. Es el mundo al revés lo que está sucediendo con España.

Lo que queda claro de aquí hacia adelante es que ahora toca pagar facturas, devolver favores y esto le va a costar caro al Gobierno de España porque si hay algo que quieren los ciudadanos en este país es la igualdad ante los tribunales, es tener oportunidades, mirar hacia adelante con optimismo y todo aquello que está haciendo el Gobierno es insensato.

Sobre la concordia de Sánchez
Creo que contemporizar con el delito no puede conducir nunca a nada bueno, y mucho menos a la concordia, no sé a la concordia entre quién. Y si empezamos a crear un país en el que hay ciudadanos de primera y de segunda, según los intereses políticos del Gobierno de España y, por tanto, los delitos pesan más para unos ciudadanos que para otros, díganme qué clase de concordia puede haber, o si tampoco hay igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, qué clase de concordia puede haber.

Me parece una aberración y, sobre todo, teniendo en cuenta qué parte de ciudadanos han delinquido, y en algunos con graves casos de corrupción y que dicen, además, que lo volverían a hacer. Y el Gobierno de España va detrás de ellos poniéndoles la alfombra roja para pedirles perdón porque Sánchez lo único que tiene ahora mismos en sus planes es mantenerse en la Moncloa cueste lo que cueste.

No hay nada más desigual y desproporcionado que tratar a los ciudadanos como de primera o segunda por intereses políticos. Es gravísimo, una aberración y es lógico que ponga en pie a toda la carrera judicial.

Es una vergüenza e insoportable tener que escuchar al presidente de Gobierno decir esto, que hay que reducir la confrontación de esta manera. Es algo inasumible en un Estado de Derecho y en un país avanzado como es el nuestro.