El Ayuntamiento de Madrid pide a los madrileños que, mientras dure la alerta roja por nieve, eviten más que nunca abandonar residuos en la vía pública, ya que el personal de recogida y limpieza viaria está centrado en labores de reparto de sal y salmuera en aceras y calzadas para evitar incidencias a consecuencia de la nieve.

El abandono de residuos en la vía pública es siempre una conducta reprobable y sancionada por las ordenanzas en vigor y en estos momentos, más perjudicial si cabe puesto que su recogida se verá demorada por la situación climatológica. Por ello, se pueden ocasionar problemas adicionales en el tránsito peatonal y en la accesibilidad universal de las aceras del municipio.

Por tanto, en el caso de que se detecte algún contenedor lleno, se ruega a los ciudadanos que den aviso al 010 informando de la incidencia, evitando abandonar los residuos en el entorno de los contenedores. En particular, los residuos de papel y cartón, que son más voluminosos, pueden generar complicaciones adicionales en la circulación peatonal, ya afectada actualmente por las fuertes nevadas.

La colaboración ciudadana es esencial para que los servicios de limpieza y recogida puedan seguir centrados en las labores de reparto de sal y salmuera, mejorando las condiciones de vialidad invernal de la ciudad.

Plan de Emergencias Invernales

Desde que se activó el nivel de alerta del Plan de Emergencias Invernales del Ayuntamiento de Madrid (PEIAM) el pasado martes y hasta hoy a las 8:00 h, se han esparcido 3,4 millones de kilos de sal y 443.300 litros de salmuera en calzadas y aceras y en la M-30. Además, se han repartido 26.700 kilos de sal en 1.645 comunidades de vecinos que lo han solicitado. En total se dispone de 8.910 toneladas de sal y 600.000 litros de salmuera.

Además, el Ayuntamiento solicita a los madrileños que minimicen en los próximos dos días los desplazamientos para garantizar la seguridad y en caso de ser necesarios, que se tengan en cuenta las previsiones e ir equipados debidamente.

En estos momentos, el Consistorio ha dispuesto a 3.884 operarios en diferentes turnos para reducir el impacto de la posible nevada en la ciudad y en cuanto a los medios mecánicos, hay preparadas un total de 66 máquinas quitanieves y 254 esparcidores de sal y salmuera.

Ante la previsión de nevada, también se ha activado el Plan de actuación ante inclemencias invernales del cuerpo de Agentes de Movilidad, lo que supone la presencia de 170 agentes por turno en las vías principales. Desde la EMT, las seis grúas disponibles están desplegadas en los lugares estratégicos indicados para una más ágil intervención sobre la M-30.

Por su parte, Policía Municipal, a través de las distintas unidades integrales de distrito, vigilará los accesos de entrada y salida a la ciudad, las intersecciones de vías principales y de vías de la red principal de transporte público y cruces de la red básica de transportes. Del mismo modo, se vigilarán zonas del entorno de los intercambiadores de transportes, estaciones de ferrocarril, el Aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas, el entorno de los accesos a hospitales, a Mercamadrid y otros puntos que se estimen necesarios por el riesgo existente para los usuarios de la vía (vehículos y peatones).