La Comunidad de Madrid avanza en la ejecución de las obras de accesibilidad y modernización de la estación de Metro de Tribunal, que ya se encuentran completadas en más de un 80%. El proyecto contempla la instalación de siete ascensores y dos escaleras mecánicas, así como la modernización de la estación. Está previsto que los trabajos de la empresa pública de la Comunidad de Madrid, que cuentan con una inversión de 11,8 millones de euros, finalicen durante el primer trimestre de 2021.

Estas obras se enmarcan tanto en el Plan de Modernización de 33 de las estaciones más antiguas de la red de Metro como en el Plan de Accesibilidad e Inclusión 2016-2020 del suburbano. “Seguimos trabajando para que Metro de Madrid tenga cada vez menos barreras y garantice la mejor movilidad posible a todos los usuarios, sea cual sea su situación”, subrayado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido.

Los nuevos elevadores permitirán el acceso a la estación de Tribunal desde la calle, así como a dos distribuidores. Del mismo modo, habrá cuatro ascensores que darán servicio a cada uno de los dos andenes de las líneas 1 y 10.

Metro ha aprovechado estos trabajos para llevar a cabo la modernización integral de la estación, que incluye la sustitución de los revestimientos y paramentos verticales, así como la renovación de solados y luminarias.

También se ha renovado la canalización para la ventilación de andenes y drenajes, el revestimiento de escaleras y se han incorporado nuevas dependencias. A esto se añade la mejora de la señalización al viajero y de las instalaciones de protección contra incendios, climatización y venta, entre otros.

La estación de Tribunal está incluida dentro del Plan de Accesibilidad e Inclusión 2016-2020 de Metro, y que tiene como objetivo incorporar 89 ascensores en 33 estaciones de la red del suburbano madrileño, así como la instalación de otros elementos (pavimentos tactovisuales, pasamanos dobles o señalización en braille) para garantizar una accesibilidad cada vez mayor. Cuando finalice el actual Plan, el 73% de las estaciones del suburbano madrileño serán completamente accesibles.