Con el objetivo de liberar las aceras y garantizar la accesibilidad global en todas las zonas peatonales, el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha inaugurado una nueva reserva para el estacionamiento de bicicletas y patinetes en calzada. Los usuarios de estos vehículos cuentan desde hoy con una nueva parada de aparcamiento en el número 30 de la calle Costa Rica, en Chamartín, compuesta por cinco horquillas con capacidad para diez vehículos.

Son diez de las 610 nuevas plazas para bicis y Vehículos de Movilidad Personal (VMP) que quedarán habilitadas en octubre en 17 distritos: Arganzuela, Barajas, Carabanchel, Centro, Chamartín, Chamberí, Ciudad Lineal, Fuencarral-El Pardo, Hortaleza, Latina, Moncloa-Aravaca, Retiro, Salamanca, San Blas-Canillejas, Usera y Villaverde.

Como ha explicado Carabante, con estos nuevos aparcabicis y aparcapatinetes se dará servicio a 12.970 bicicletas y VMP en la ciudad, liberando aceras para los peatones y ofreciendo a los usuarios de estos vehículos un espacio seguro donde poder estacionar. Las ubicaciones escogidas para su implantación atienden a tres necesidades: son lugares con alto movimiento de personas como intercambiadores, zonas comerciales, centros de trabajo, educativos o sanitarios; la demanda vecinal y los puntos con especial afluencia de bicis y VMP. Se pretende así facilitar la integración entre los diferentes modos de transporte y fomentar la movilidad sostenible.

 

Prioridad de estacionamiento en calzada

Fomentar la sostenibilidad en Madrid y promover la transformación de la movilidad hacia medios de transporte menos contaminantes son dos de los principales objetivos de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360. La nueva ordenanza de Movilidad Sostenible que el Ayuntamiento aprobó el pasado 13 de septiembre contempla, entre otros cambios, la reordenación progresiva del estacionamiento de patinetes y bicicletas, desplazándolos a la calzada y ofreciéndoles plazas y anclajes específicos. 

Desde que entró en vigor el pasado 22 de septiembre, estos vehículos están obligados a estacionar en reservas específicas. Cuando no exista un anclaje a menos de 50 metros, patinetes y bicicletas podrán aparcar en acera siempre que se respete un ancho libre de paso de, al menos, tres metros para los peatones.

Se da así respuesta a las peticiones vecinales, con especial atención a las personas con movilidad reducida, que se han visto particularmente afectadas por la proliferación de vehículos compartidos en las calles y zonas peatonales de Madrid.

 

Campañas de información e infracciones

Las campañas informativas y de vigilancia realizadas por los agentes de movilidad y controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en lo que va de año se han centrado en las zonas donde más se concentran este tipo de vehículos compartidos. Los distritos de Centro, Salamanca, Chamberí, Arganzuela y Retiro acumulaban el mayor número de quejas ciudadanas y es donde se ha puesto el principal foco de control no solo en cuanto al estacionamiento, sino también a la circulación por las aceras. 

Desde el 1 de enero de 2021, además de los agentes de movilidad, también los controladores del SER están habilitados para informar y en su caso sancionar a quien incumpla la normativa vigente. En lo que llevamos de año, hasta agosto incluido, se han impuesto 92.747 denuncias, en su mayoría, a patinetes (81 %).

En muchas ocasiones, tras una infracción con este tipo de vehículos, se encuentra el desconocimiento de la ordenanza. Por ese motivo, el Área de Medio Ambiente y Movilidad va a comenzar en octubre una campaña informativa sobre cómo deben circular y estacionar bicicletas, patinetes y motos en la ciudad. Se colgarán dípticos con las nuevas normas en los manillares de todos los vehículos y se pondrá en marcha una campaña de comunicación en mupis y marquesinas. Además, toda la información relativa a las particularidades de la normativa sobre estos vehículos está recogida en el especial de Madrid.es  y en la página www.madrid360.es.