La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado este martes que su Gobierno “no cede ante los totalitarios, ni ante quienes nos pretenden amedrentar en las calles o controlar avasallando la opinión pública”. “Contamos con la ley y la verdad, y estamos en el lado bueno de la historia”, ha defendido durante su intervención en el Foro ABC-Deloitte.

Para la presidenta madrileña, solo hay una división en este sentido: “A un lado, quienes defendemos la democracia liberal, la unidad de España y un Estado con poderes limitados.  Y al otro, los liberticidas, revolucionarios, y, por tanto, tiranos”. Por ello, se ha mostrado optimista porque considera que son muchos más los que confían, como ella, en la Constitución del 78 en la que se encuentran “todos los reformistas que creen en una España de ciudadanos libres e iguales”.

“Defender la Libertad y la democracia siempre será mucho menos costoso que recuperarlas y se han de defender cada día”, ha continuado Díaz Ayuso, para manifestar que, a su juicio, “secuestrar lugares populares de las principales ciudades de España provocando robos, destrozos y altercados contra los comercios, contra las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado no es libertad, ni democracia” sino “vandalismo y terror callejero”.

En este sentido, ha considerado que “alentarlo desde el propio Gobierno de España” es una “irresponsabilidad y un ejercicio de abuso de poder que debería suponer, como mínimo, la expulsión inmediata de las instituciones democráticas de quien lo apoye, como es el caso del chavista Iglesias”.

La Comunidad, cerca de los problemas reales

En esta línea, ha defendido que la Comunidad de Madrid “está muy cerca de los problemas reales de sus ciudadanos y muy lejos de crearles inconvenientes”. “En Madrid la política está al servicio del ciudadano. En Cataluña es justo lo contrario”, ha aseverado, para añadir que esa es la razón por la que la región será el “motor económico de la recuperación y la brújula social siempre que España lo necesite”.

“Cada vez que alguien intente adoctrinar en las aulas madrileñas, nos tendrán enfrente. Porque creemos en la Educación como la mejor arma para alcanzar la igualdad de oportunidades y fomentar la libertad del individuo”, ha apuntado Díaz Ayuso, para decir que también estará enfrente su Gobierno cada vez que “alguien pretenda avanzar hacia un modelo de Estado absolutista”.

También tendrá la misma actitud, ha añadido, cada vez que alguien ataque la autonomía fiscal de Madrid. De hecho, “ante la voracidad fiscal del Gobierno”, ha mostrado su “firme compromiso de acometer la mayor rebaja fiscal de la historia de esta región”. “Son tiempos difíciles para todos, pero sobre todo para los madrileños y la política fiscal que funciona para un gobierno liberal es estar a su lado, ahora que nos necesitan más que nunca”, ha indicado.

Ser parte de la solución para España

Ante esta situación, la presidenta madrileña ha apuntado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid lo tiene claro: “Queremos ser parte de la solución para España. Estamos demostrando que otra forma de hacer política es posible, incluso en medio de la peor pandemia vivida por todos nosotros”.

Así, Díaz Ayuso ha señalado que los resultados sanitarios y económicos de la segunda y tercera ola confirman lo que venían diciendo desde el principio en el Ejecutivo autonómico: “Quien pretenda confrontar salud y economía es que no sabe gestionar ni una cosa ni la otra”. “Ningún estudio ha demostrado que cerrar por decreto miles de negocios y restringir libertades fundamentales de los ciudadanos sea la mejor solución para acabar con el COVID”, ha indicado.

Frente a esto, ha continuado, lo que sí demuestra la Comunidad de Madrid es que una estrategia de testeo masivo, basada en test de antígenos y en análisis de aguas residuales, de confinamientos selectivos pero efectivos y de aumento de la capacidad hospitalaria “es bueno para todos”.