El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que los farmacéuticos madrileños "tuvieron un papel esencial durante la pandemia" y aportaron "un punto de esperanza a la ciudadanía" porque, cuando todas las calles estaban vacías, "siempre veíamos esa luz verde de las farmacias, que nunca cerraron sus puertas". También ha destacado el papel de este colectivo posteriormente, "cuando empezamos a levantar cabeza con ese proceso de vacunación, que fue ejemplar desde el Colegio de Farmacéuticos".

Almeida ha participado en el acto de entrega de las Medallas de Oro a los familiares de los 16 farmacéuticos y la auxiliar de farmacia fallecidos por COVID-19, organizado por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid y celebrado en el Museo del Prado. El alcalde se ha dirigido a ellos señalando que su recuerdo, "que formará siempre parte de nuestro corazón y de la memoria de Madrid", servirá de testimonio "para construir una sociedad mejor, más cohesionada, más fuerte y, en definitiva, nos servirá para ser mejores personas"