El Cuerpo de la Policía Municipal de Madrid despliega desde ayer su mayor operativo de controles por carretera para evitar desplazamientos con motivo de la Semana Santa y en el marco del cumplimiento del real decreto de estado de alarma, según ha informado la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, a la Junta de Gobierno.

Así, desde las 14:00 horas de ayer y hasta las 14:00 horas de mañana viernes, la Policía Municipal instalará un centenar de controles estáticos por parte de las unidades especiales de tráfico y de atestados y las diferentes unidades integrales de distrito (UID) en diversas ubicaciones de la capital, muchas de ellas de salida a las principales vías de comunicación. Los controles, que serán permanentes durante estos días, se prolongarán hasta la madrugada de hoy y de mañana para evitar la posible utilización de vehículos privados. 

Desde la declaración del estado de alarma, la Policía Municipal está realizando numerosos controles para velar por su cumplimiento, permitiendo solo el tránsito autorizado tanto por carretera como por las aceras. Para ello ha usado también la última tecnología de la que dispone, como son los drones con altavoces, que permitieron controlar al inicio de la crisis la presencia indebida de personas en lugares como Madrid Río o la Casa de Campo. 

Fruto de ese trabajo de control, el Cuerpo ha interpuesto unas 13.000 propuestas de sanción, ha detenido a 60 personas y unos 450 vehículos han sido interceptados desde el pasado 15 de marzo.

 

Garantizar el tránsito y la seguridad en puntos clave

Además, los agentes municipales han redoblado esfuerzos para garantizar el tránsito y la seguridad en puntos clave durante la crisis, no sólo de grandes infraestructuras como IFEMA y el Palacio de Hielo, sino también actuando con mayor incidencia en el control de los mercados, desde Mercamadrid a los de barrio, donde la seguridad es prioritaria. 

En este sentido, la Policía Municipal de Madrid mantiene operativa el 100 % de su plantilla desde la puesta en marcha del Plan Territorial de Emergencia Municipal (PEMAM), una operatividad que se mantendrá mientras dure esta crisis. Además de su labor habitual, los agentes municipales colaboran con los servicios de Emergencia (SAMUR-Protección Civil y Bomberos de Madrid) en los traslados de pacientes a hospitales, en las labores de descontaminación de distintos inmuebles y en el reparto de agua y alimento a diversos hospitales.