Con la entrada de Madrid en la fase 2 de la desescalada, el Ayuntamiento de la capital ha reanudado la celebración de bodas civiles. Ya han comenzado a oficiarse enlaces en varios distritos de la ciudad como Salamanca, Chamberí, Moratalaz o Arganzuela. 

A lo largo del mes de junio se van a celebrar más de 200 bodas civiles y, previsiblemente, durante el mes de julio se superarán las 500. Además, previa petición de los contrayentes, las juntas de distrito ya trabajan en agendar de nuevo, a lo largo de lo que resta de este año 2020, las autorizaciones de enlaces que han quedado suspendidas por la declaración del estado de alarma.

Estas celebraciones se desarrollan siempre bajo la garantía del cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene necesarias para salvaguardar el bienestar de los novios, los invitados y los celebrantes, tal y como recoge el decreto firmado por la concejala del Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra.

Para cumplir con las medidas básicas de seguridad, los contrayentes deben atenerse a la Orden Ministerial SND/414/2020, de 16 de mayo, que en su artículo 10 sobre ceremonias nupciales establece que pueden realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, siempre que no se supere el 50 % de su aforo y, en todo caso, con un máximo de 100 personas en espacios al aire libre o de 50 en espacios cerrados.