El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha participado en la segunda jornada del IV Congreso Iberoamericano para líderes de compañías y familias empresarias organizado por el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI). Un encuentro que, durante dos días, está debatiendo sobre el papel social que tiene la empresa como partícipe de un nuevo estado de bienestar y que le convierte en pieza clave para ayudar a la sociedad a enfrentarse a la crisis derivada de la COVID-19.

"Yo creo en Iberoamérica, Madrid cree en Iberoamérica y quiere ser el punto de entrada inexcusable de todo Iberoamérica hacia Europa", han sido las palabras con las que el alcalde ha dado la bienvenida a los asistentes al congreso. "Madrid quiere ejercer el papel de liderazgo y el rol que le corresponde como capital de la nación más antigua de Europa, pero sobre todo como la capital hermana de tantas y tantas ciudades y capitales iberoamericanas", ha destacado.

El alcalde ha transmitido un mensaje de optimismo, credibilidad y confianza hacia Madrid y ha explicado el "menú" que ofrece y que le ha convertido en un modelo de éxito y confianza, que cuenta con cuatro ingredientes. El primero, tal como ha señalado, está formado por la estabilidad política, "que ha derivado en un modelo de éxito desde el punto de vista del desarrollo económico, social e institucional".El segundo ingrediente es "la seguridad jurídica, que ha generado un ecosistema amigable para todo aquel que quiere invertir, crear empleo y crear riqueza en Madrid". A lo que ha añadido "la baja presión fiscal de Madrid, seña de identidad de las políticas liberales dentro de un marco del ordenamiento jurídico que lo permite" y "la confianza plena, total y absoluta de que le corresponde a la sociedad liderar el crecimiento económico en todos los órdenes para poder llevar a cabo el liderazgo de esa actividad económica".