La Comunidad de Madrid cuenta con 382 plazas en los cuatro albergues juveniles con los que cuenta: Los Batanes (Rascafría), El Escorial (San Lorenzo de El Escorial), Villa Castora (Cercedilla) y Las Dehesas (Cercedilla). Cerca de 23.500 madrileños hicieron uso de esta red el pasado año y el número de pernoctaciones fue de 46.139.

El consejero de Educación y Juventud del Gobierno regional, Enrique Ossorio, desgranó ayer en estos datos en su visita a las instalaciones al albergue juvenil de Villa Castora, en Cercedilla. Ossorio también se ha refirió al perfil de usuario tipo de estos alojamientos: joven menor de 30 años (70,04%), de nacionalidad española, que visita los albergues como integrante de un grupo (93,02%) y con el objetivo de participar en una actividad programada.

Ossorio anima a los jóvenes y a las familias madrileñas a visitar y alojarse en la red de albergues de la Comunidad de Madrid, “ubicados en entornos únicos y de extraordinaria belleza, y que sin duda son una alternativa de ocio segura y de calidad”.

El complejo visitado por el consejero de Educación y Juventud consta de tres edificios con 31 habitaciones, todas ellas con baño interior, y una capacidad total para 88 personas. También dispone de pista polideportiva y parking gratuito. La ocupación media del albergue de Villa Castora en los últimos años ha pasado de un 31,47% en 2016, al 38,21% en 2019, lo que evidencia un notable incremento en los últimos tres años. Está situado en un entorno medioambiental de extraordinaria belleza y la mayoría de los usuarios pertenecen a grupos procedentes de centros de educación, asociaciones deportivas, musicales y culturales.

A lo largo del año, el Gobierno regional desarrolla en estas instalaciones un programa de Educación Ambiental, que ofrece una serie de experiencias educativas de formación de profesorado y alumnado para los centros de la región. Además, en colaboración con otras consejerías del Ejecutivo madrileño, se han organizado a lo largo del curso escolar otros programas como Madrid Montaña, con el objetivo de acercar el deporte a los jóvenes de la Comunidad de Madrid.