El Ayuntamiento de Madrid ha instalado en la Puerta de Alcalá unas letras de 35 metros de longitud, recubiertas de hojas, donde puede leerse el mensaje ‘Patrimonio Mundial’. Se trata de una iniciativa del Gobierno municipal para homenajear la reciente declaración por parte de la UNESCO como Patrimonio Mundial del Paisaje de la Luz, integrado por el paseo del Prado y El Buen Retiro.

El tamaño de las letras es de 1,70 metros de alto por 1,25 metros de ancho y 30 cm de fondo y permanecerán instaladas durante aproximadamente un mes.

Madrid recibió el pasado mes de julio la máxima distinción internacional por unanimidad. La elección del proyecto madrileño ha reconocido la excepcionalidad de un modelo único de urbanismo singular adelantado a su tiempo que ha aunado en un entorno urbano naturaleza, cultura y ciencia.