El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, visitó ayer el Palacio de Cristal de Madrid Río (Invernadero) para conocer el estado de esta instalación una vez que se ha recuperado la mayoría de las especies dañadas por los efectos de Filomena. Acompañado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y la concejala del distrito, Cayetana Hernández de la Riva, el alcalde ha anunciado que este espacio reabrirá sus puertas a los madrileños mañana miércoles.

"Aunque el invernadero todavía sufre las consecuencias de Filomena", ha explicado Almeida, "gracias al trabajo desarrollado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad en colaboración con la junta de distrito, los madrileños podrán disfrutar desde el miércoles de estas instalaciones en las que se ha hecho un trabajo muy importante por parte de los técnicos, que ha permitido recuperar en gran medida todos los daños que se produjeron".

Para el alcalde, el temporal Filomena ha supuesto una oportunidad para "reflexionar sobre el arbolado de Madrid". En ese sentido, ha explicado, esta semana se pondrá en marcha el Consejo Asesor del Arbolado que analizará las mejoras que se pueden llevar a cabo para "introducir distintas especies que, ante situaciones semejantes, pueden tener una mejor capacidad de resistencia y además contribuir a seguir embelleciendo y dotando de más calidad de vida a esta ciudad".

Este Consejo Asesor se creó el pasado 16 de abril por acuerdo plenario para fijar estrategias en la gestión de las zonas verdes frente a las adversidades meteorológicas. Es un órgano colegiado, formado por siete expertos, que aportará propuestas científico-investigadoras para impulsar la protección y mejorar la gestión del arbolado de la ciudad.

 

Los daños de Filomena en el Invernadero

El Palacio de Cristal ha permanecido cerrado desde el 8 de enero. La nevada que dejó más de 50 centímetros de nieve en la ciudad, con acumulaciones en algunos puntos superiores a los 60 centímetros y las bajas temperaturas que acontecieron los días posteriores (registrándose hasta -10º en los termómetros madrileños) congelaron las tuberías de climatización del Invernadero y las baterías de los climatizadores. Este suceso afectó tanto a la red de climatización como a la de humectación. 

Las bajas temperaturas produjeron daños en muchas plantas de la Zona Tropical I y II, la Zona Subtropical y la de Cactáceas. Varias de ellas no se han podido recuperar como, por ejemplo, alguna palmera y un ficus, que alcanzaban alturas de hasta diez metros. La cuantificación de los daños asciende a 620.000 euros, aunque podría llegar a los 900.000 si en los próximos meses no brotan los ejemplares arbóreos de la Zona Subtropical y Tropical, donde se encuentran los árboles más significativos, de mayor porte y singularidad.

Los primeros trabajos para recuperar el estado original del Invernadero se centraron en realizar una poda general de las especies arbóreas para la eliminación de las ramas secas y quemadas por la helada. En cuanto a las arbustivas y tapizantes, se eliminaron en general y se procedió al tratamiento y renovación de tierras para la nueva plantación. La instalación de humectación se encuentra en funcionamiento, pero todavía quedan por sustituir los equipos de climatización, una labor que se extenderá durante los próximos dos meses.

El Palacio de Cristal permanecerá abierto desde mañana miércoles para los ciudadanos en horario de 9:00 h a 14:00 horas.