El Ayuntamiento de Madrid atenderá a 500 familias de Madrid en riesgo de exclusión y dotará de nuevo material a los centros de acogida para personas sin hogar gracias a la aportación de 100.000 euros que realiza el Grupo El Corte Inglés a través de la Fundación Ramón Areces. Mediante esta nueva colaboración público-privada, el consistorio madrileño refuerza su Plan de Emergencia para Familias con el fin de paliar los efectos de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en los más vulnerables.

 

El Grupo El Corte Inglés colabora así en la ampliación del proyecto ‘tarjetas familia’, impulsado por el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, que se materializará en este sistema de tarjetas prepago para atender a 500 familias. La ayuda podrá ser canjeada en los supermercados del Grupo El Corte Inglés (El Corte Inglés, Hipercor y Supercor) para la adquisición de productos de alimentación y de primera necesidad. Estas ‘tarjetas familia’ serán repartidas mediante los servicios sociales de cada distrito.

 

Además, el Grupo El Corte Inglés colaborará con el Ayuntamiento en la renovación del material de los centros de acogida para personas sin hogar ante la emergencia sanitaria generada por la incidencia de COVID-19. Su aportación irá destinada a dotar de sábanas y almohadas y productos de higiene diaria estos centros. Asimismo, una parte importante del presupuesto se empleará para completar los servicios del pabellón de IFEMA, habilitado para personas sin hogar sin síntomas, con nueva ropa de cama, ropa interior y calcetines y material de ocio y entretenimiento para fomentar la convivencia.

 

El delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, ha agradecido al Grupo El Corte Inglés su “fundamental” apoyo solidario y ha destacado que es una muestra más “de la importancia de la colaboración público-privada para paliar los efectos del coronavirus en los más vulnerables. Gracias a ella, Madrid saldrá de esta crisis sin dejar a nadie atrás”, ha concluido.