El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto a la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, ha visitado las obras de colocación del tablero del puente de Valdebebas sobre la M-12, realizadas por la Junta de Compensación de Valdebebas.

El alcalde ha explicado que este puente unirá el barrio de Valdebebas con la Terminal 4 del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez y ha destacado la figura de Suárez como una de las personas determinantes para traer la democracia a España, motivo por el que el puente se denominará Puente de la Concordia. "La concordia fue la premisa bajo la que fue posible la Transición que sirvió de prólogo de la Constitución de 1978, un modelo de convivencia que nos ha permitido vivir los mejores 40 años de nuestra historia contemporánea, de paz y de prosperidad y que se asentaron sobre la concordia como la capacidad de entendimiento".

Almeida ha subrayado la relevancia de esta infraestructura que cuenta con 20 millones de euros de inversión, 220 metros de extensión, 160 sin ningún tipo de apoyo, -los que van por encima de la M12- y una longitud de 24 metros. Cifras que, según ha señalado, "dan idea de la dificultad, el reto y la complejidad técnica de la obra".

Una obra que ha calificado de "icónica" tanto por la complejidad técnica que tiene como por la estética, "creo que este puente se va a convertir en una de esas imágenes del Madrid del futuro, de ese Madrid que se tiene que recuperar de la pandemia y que lo va a hacer pronto y rápido", ha dicho.