El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha participado ayer por la mañana en el acto de homenaje al abogado Eduardo Dato organizado por el Colegio de Abogados de Madrid para conmemorar el centenario de su fallecimiento el 8 de marzo de 1921, cuando fue asesinado siendo presidente del Gobierno.

El acto ha contado con la presencia de la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos; el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez; el decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso; la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, entre otras autoridades, así como numerosos familiares de Eduardo Dato.

En su intervención, Almeida ha señalado que Dato “fue un hombre polifacético, un jurista que finalmente se decantó por la política por su gran vocación de servidor público, como demostró durante el periodo que fue alcalde de Madrid y que se convirtió en un magnífico hombre de Estado”. El alcalde ha destacado, además, “su trayectoria ejemplar a lo largo de los años, creando un Ministerio de Trabajo, manteniendo el orden jurídico en España en aquellos tiempos convulsos y sirviendo a la Monarquía, anteponiendo siempre sus ideales a su integridad física como, lamentablemente, se pudo comprobar con su asesinato en 1921”.

El alcalde ha destacado que “quienes tenemos responsabilidades políticas e institucionales en una situación complicada deberíamos considerarle fuente de inspiración, un modelo a seguir, independientemente de compartir o no sus ideas”, por lo que ha mostrado su deseo de “poder anunciar pronto que el Ayuntamiento de Madrid le rinda homenaje con una placa en el lugar donde fue asesinado para que siempre perdure su memoria”.