Ha fallecido este sábado Lorenzo Sanz, ex presidente del Real Madrid, como consecuencia del coronavirus. El empresario se encontraba ingresado desde el pasado martes en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Su hijo Fernando Sanz confirmaba ese mismo martes en El Partidazo de COPE que su padre ya llevaba ocho días tomando paracetamol para intentar lidiar con la fiebre que presentaba pero que "por no colapsar el sistema, no ha querido ir antes al hospital".

 

En las primeras horas, la familia permaneció tranquila y confiada: "Está en las mejores manos, en la sanidad pública", decía Fernando Sanz. Sin embargo, fueron los propios hijos los que fueron haciendo público que la evolución de Lorenzo Sanz no estaba siendo buena. 

Tan sólo un día después, su hijo Lorenzo explicaba que además de la insuficiencia respiratoria que le produjo el coronavirus, se le había juntado un fracaso renal por la infección grave, y que lo peor era no poder estar junto a él.