La Policía Municipal de Madrid ha organizado un dispositivo que pone en marcha hoy lunes día 25 para garantizar el cumplimiento de las nuevas restricciones establecidas por las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid contra la COVID-19. El alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, se reunió ayer con la Jefatura del Cuerpo para conocerlo.

Este operativo estará formado por 218 agentes, complementados con los turnos ordinarios de las unidades integrales de distrito (UID) y con drones y controlará el cumplimiento de las restricciones de movilidad en las zonas básicas de salud con mayores incidencias (16 áreas en total, ubicadas en nueve distritos), los establecimientos comerciales y de ocio y el toque de queda. “Un proyecto pionero de nuestra Policía Municipal, puntera en medios tecnológicos, que permite vigilar desde el aire el perímetro de las zonas básicas de salud”, ha recordado el alcalde.

Almeida, acompañado por la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha sido informado del dispositivo por el director general de la Policía Municipal, Pablo Enrique Rodríguez, y por el comisario general, Teodoro Pérez, entre otros mandos policiales.

De este dispositivo se encargarán las comisarías principales de la zona oeste y este, así como la Comisaría Principal de la Policía Judicial y Seguridad y la Comisaría Principal de Seguridad Corporativa con el apoyo del resto de unidades de la Policía Municipal de Madrid, que complementarán el operativo.

El alcalde ha apelado a la responsabilidad de la ciudadanía y ha transmitido la necesidad de cumplir las restricciones establecidas por las autoridades sanitarias. “Tenemos que ser conscientes de la situación a la que nos enfrentamos desde el punto de vista sanitario y epidemiológico, ya estamos superando los contagios de la segunda ola y al final todo depende de que asumamos con responsabilidad las medidas establecidas porque estamos en una situación particularmente grave”, ha advertido.

En este sentido, Almeida ha asegurado que los servicios municipales seguirán velando por el acatamiento de las normas, “para que se cumplan las restricciones establecidas por la Comunidad de Madrid y por las autoridades sanitarias”. /