Mi adorada muñeca Chucky diabólica de porcelana, Isabel Díaz Abuso, se supera a sí misma cada día. Plausible asunto, por cierto, ya que la perversidad satánica de esta mujer se ha tornado en virtuosismo, de tan abrumador dominio sobre la misma que ostenta. ¡Acaba de homenajear a los asesinados por congojavirus… con la corona triunfal! ¡Ha colocado una corona de laurel, sempiterno símbolo de la victoria, bajo una nauseabunda placa politizada, que ellos han rotulado: “EL PUEBLO DE MADRID EN RECUERDO A LAS VÍCTIMAS DE LA COVID-19 Y EN ESPECIAL A AQUELLAS QUE MURIERON EN SOLEDAD”. Y , por si el oprobio y la perversidad no fueran suficientes, la han colocado junto a otra nauseabunda placa que se mofa de los crímenes del Estado llamados 11M. ¡Nos restriegan el abrumador triunfo de su psicopatía, por la cara! ¿Cuándo empezarán a repartir trofeos entre las víctimas? “Le concedemos el Trofeo al ciudadano más expoliado de todos”, dirá Abuso al galardonado. Y este oligofrénico contestará, emocionado: “gracias por esta distinción, han sido 50 años de duro esfuerzo para lograr alcanzar esta meta, pero el esfuerzo a merecido la pena”. ¡Que le han puesto la corona de la victoria a los muertos! ¡y han hecho en mi nombre, que soy parte del puto pueblo de Madrid! IMPRESIONANTE. Se arrogan hacer homenajes en mi puto nombre. Y… redoble de tampones (estamos en una dictadura feminista, nada de tambores)… ¿cuántos homenajes van ya a las víctimas de la plandemia? ¿los homenajes no se hacen sobre hechos ACABADOS? Mirad que esta tétrica losa vertical emparedada está junto a otra igual de asquerosa… ¡pero de un hecho finito, por lo que puede ser homenajeado! JAJAJAJAJA covidiotas del mundo… ¿de verdad no os pispáis de cómo os están tomando el cabello, o el vellón más bien, pues sois animales cuadrúpedos con un loable equilibrio bípedo y que vais directos al matadero?

Sin duda se puede ser igual de psicópata que cualquier político espenol, pero no más, jamás más. Es insuperable su psicopatía, en especial la de Díaz Abuso, a quien Dios confunda y, espero, castigue severamente en la otra vida. Pero a la espera de esa redención que, sin duda, ella piensa le será concedida por el Creador pues esta pija estará acostumbrada –al igual que los de su estirpe ­– a que con dinero se consigue el perdón divino y eterno de los pecados terrenales (para muestra del escarnio: la bula eclesiástica); mientras que pululemos por estos lares terrenales, vamos a actuar en consecuencia y a desmontar tanto bulo y atacar a tanto sátrapa delincuente.

Los rebuznos de Abuso son tan ingentes como ignominiosos. En esta ocasión ha dicho: “hiaaaa – hiaaaa- hiaaaa- hiaaaaa”. Acompañados por otros rebuznos, no menos impresionantes, de Carapolla Almeida,  Ignacio Paniaguado, y Begoña Baladí.

Como traductor oficial de rebuzno a español, podría traducir lo rebuznado ayer por estos 4 degenerados, pero es mejor que vosotros, queridos niños, busquéis el asunto para despertaros ese ansia por conocer e investigar; que os dan las cosas mascadas siempre, coño, y así no se prospera como individuo librepensador.

Eso sí, os adelanto que este satánico acto ha tenido un hilo conductor (que, a su vez, es su génesis): 57 falsas victimas de la inexistente COVID-19. Curiosamente, “muertos en soledad” “personas que nadie ha reclamado”. Esta barbaridad oficial y oficiada en la Puerta del Sol, supone echarle el muerto a los comunistas del Gobierno Central “porque el confinamiento severo lo impusieron ellos”. Abuso, pobrecita ella, todavía no ha podido implementar tamaño confinamiento, y se le nota la frustración en su cara de muñeca Chucky diabólica de porcelana. No tiene bastante con poseer el record de las medidas más liberticidas de Espena (y por ende, el Mundo) y el de haber sitiado a las zonas de la Comunidad de Madrid que los comunistas dejaron libres en su último decreto de Estado de Alarma sólo para esta Comunidad. ¡Se queja de las medidas del PSOE-Podemos y ella aplica medias todavía peores!

No tienen desperdicio las intervenciones de estos despojos humanos que salen en todos los vídeos que hay en Internet sobre este repulsivo acto. Os recomiendo verlos para ver si, de una puta vez, sabéis identificar a vuestro enemigo REAL.

Por mi parte, os enlazo un vídeo anterior y muy breve donde Abuso se muestra “natural” y agasaja a los retrasados mentales severos con unas interpretaciones magistrales sobre la psicopatía humana disfrazada de humanitarismo casual. Me quedo con una barbaridad que dice a la mitad del vídeo: “Qué bien se vive en Alcorcón” (el que conozca este secarral asfaltado y pleno de chabolismo vertical –como todas las “ciudades dormitorio”– sabrá de qué hablo” y, sobre todo, me quedo con el magnífico final del vídeo “improvisado de tomas falsas no preparadas” donde Abuso espeta:  “Qué va a ser de ti sin mí”.