Orange ha resultado adjudicataria del contrato licitado por la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad Autónoma de Madrid con el objetivo de equipar a estudiantes en situación de vulnerabilidad, que podrán así seguir las clases a distancia en caso de necesidad derivada de la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Orange_Mi_Esencial_imagen

El contrato, valorado en 6,1 millones de euros, implica el suministro de 36.100 tablets, que se están distribuyendo entre escolares de Primaria de centros educativos de la región.

La dotación de estos equipos, junto a iniciativas como el reciente lanzamiento de la primera tarifa social del sector de las telecomunicaciones - destinada a beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital y la Renta Mínima de Inserción- o el proyecto “Gigas Solidarios” –gracias al cual cuentan con conexión a Internet más de 5.400 familias- contribuyen a garantizar el acceso a la educación on line a todos los estudiantes y refuerzan el compromiso de Orange por extender cada vez a más personas los beneficios que proporcionan las nuevas tecnologías.

479px-Orange_logo.svg

Íñigo Polo, director de Administraciones Públicas de Orange, destaca: “este proyecto tiene una gran relevancia por su contribución a la reducción de la brecha digital entre las familias más desfavorecidas, un reto al que queremos dar una respuesta eficaz asumiendo un papel protagonista en la transformación digital de la Educación, donde además, con el apoyo de las administraciones y su gran esfuerzo inversor, ya hemos conseguido impulsar proyectos de conectividad móvil a estudiantes desfavorecidos en Cataluña o los de Escuelas Conectadas de Madrid, Castilla y León, Cantabria, Galicia y Asturias.”