Por primera vez en la historia de Madrid, viajar en cualquier autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) será gratuito durante las 24 horas del día. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado del delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, presentó en la mañana de ayer el Plan de Movilidad Especial que se pone en marcha desde hoy lunes con motivo de las secuelas que el temporal Filomena ha dejado en nuestra ciudad. 

Como ha explicado el regidor madrileño, con este plan se pretende evitar que los ciudadanos se desplacen en sus vehículos privados y que se produzcan incidencias de tráfico, ya que, aunque la mayoría de las vías están abiertas a la circulación en la capital, algunas no están al 100 % de su capacidad por la acumulación de nieve que ha sido desplazada a los laterales de las vías para abrir paso en las calzadas. Por esta razón, las 136 líneas de la EMT que estarán en funcionamiento desde este lunes, lo que supone el 65 % de las líneas totales y el 70 % de los autobuses que habitualmente prestan servicio en Madrid, serán de libre acceso para todos los ciudadanos.

El martes, el servicio estará operativo al 100 %, con las 217 líneas recorriendo las calles. La gratuidad a bordo de los vehículos de la empresa pública se extenderá hasta el miércoles, día en que regresan los alumnos a los centros educativos.

Además, para garantizar el aforo y las frecuencias de los autobuses madrileños se va a reforzar la flota durante las horas punta y, de forma adicional, gran parte de los esfuerzos de las labores de limpieza de las carreteras para retirar los restos de nieve y hielo se van a centrar en mantener en perfectas condiciones todos los carriles bus de la ciudad.

Dificultad para estacionar en la vía pública

El Ayuntamiento de Madrid recomienda no utilizar durante los próximos días el vehículo privado si no se tiene garantizado el aparcamiento en su lugar de destino. La mayor parte de las plazas de estacionamiento que hay en la vía pública están ocupadas por la nieve. Por este motivo, el Consistorio también amplía la suspensión del Servicio de Estacionamiento Regulado hasta el lunes 25 de enero.

Madrid abrirá todos los aparcamientos públicos desde mañana, garantizando la limpieza de accesos, rampas y salidas y el Ayuntamiento situará sus grúas municipales en enclaves estratégicos de la M-30 y otros puntos de la ciudad para subsanar posibles incidencias.