La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció ayer que el comienzo de las grandes obras hidráulicas que va a llevar a cabo a través de Canal de Isabel II en Madrid Nuevo Norte (MNN) darán comienzo en 2024 y se finalizarán en 2027, según las previsiones. Se trata de unos trabajos que contarán con una inversión de 80 millones de euros financiados por los promotores, Distrito Castellana Norte (DCN). 

Así lo ha detallado en Miami durante su participación en un encuentro organizado por Invest Madrid con empresarios de la Cámara de Comercio Latina de los Estados Unidos (CAMECOL), donde ha puesto este “gran proyecto” como ejemplo que va a contribuir a “impulsar una ola de prosperidad” en la región. “Nuestra apuesta por Madrid Nuevo Norte es clara”, ha añadido, para señalar que, por eso, se comprometen a que, además de las obras de conducción de agua, esté la nueva línea de Metro en la zona en 2029 y a entregar las primeras viviendas en 2026. 

En este sentido, la presidenta madrileña ha avanzado que en el próximo Consejo de Gobierno se dará “el pistoletazo de salida” al Plan de Coordinación y Ejecución con las grandes obras en infraestructuras públicas del desarrollo urbanístico acordado por la Comunidad de Madrid, DCN, Adif y el Ayuntamiento de Madrid. Supondrá una inversión de 11.000 millones de euros, a los que se añaden otros 14.000 por las transacciones inmobiliarias que generará. 

En el caso de las que dependen directamente del Gobierno regional, destacan los trabajos para la canalización de este nuevo distrito. De este modo, se contempla la renovación de 12 kilómetros de instalaciones hidráulicas actuando sobre seis 

específicas que serán retranqueadas -es decir, desplazadas-: Canal del Atazar, Canal Alto, Canal de Santillana, Depósito del Olivar y Elevadora de Plaza de Castilla. 

El proyecto Madrid Nuevo Norte es en la actualidad el de mayor envergadura en lo que se refiere a la regeneración y transformación de una ciudad y que se desarrollará en el sur de Europa. Su impacto en la economía regional será elevado gracias a esos 200.000 empleos en la fase de construcción. 

Debido a su complejidad técnica y para garantizar su correcto cumplimiento, las cuatro partes -la Comunidad de Madrid, DCN, Adif y el Ayuntamiento de Madrid- han consensuado este documento estratégico que recoge de manera pormenorizada los trabajos en un calendario establecido. 

Coordinación para las nuevas infraestructuras 

La coordinación es fundamental para la puesta en marcha de las infraestructuras singulares de Madrid Nuevo Norte, una vez creadas las Juntas de Compensación, los organismos de carácter administrativo que se encargarán de la gestión de las actuaciones urbanísticas, y la redacción y aprobación de los proyectos de urbanización de todo el proyecto. 

Además de los trabajos que realice Canal de Isabel II, el Gobierno regional también se encargará de la mejora y prolongación de la línea 10 de Metro, con la creación de las tres nuevas estaciones, y del nuevo intercambiador subterráneo de transportes de Chamartín. 

También se remodelará el último tramo del paseo de la Castellana, el túnel de conexión de esta arteria con Fuencarral y los nudos Norte y de Fuencarral; se creará el nuevo emisario y depuración de Valdebebas/Rejas y se trasladarán las instalaciones de Empresa Municipal de Transportes (EMT). Estas actuaciones correrán a cargo del Ayuntamiento de Madrid. 

Por su parte desde Adif ya se está impulsando el cubrimiento de las vías y se pondrá en marcha el nuevo complejo ferroviario de la Estación de Madrid– Chamartín, entre otras.