La presidenta de la Comunidad de Madrid asistió ayer a la entrega de distinciones de los Bomberos de Madrid y a la tradicional la misa solemne.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, participó ayer en la celebración de la festividad de la Virgen de la Paloma. La jefa del ejecutivo autonómico, junto con el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, asistió al acto de entrega de distinciones que cada año otorga la Hermandad Virgen de la Paloma-Bomberos de Madrid y que, a causa de las restricciones por el COVID-19, se celebró en la Casa de la Villa y no en la iglesia de la Paloma y tras la procesión como era habitual. Díaz Ayuso hizo entrega a la Corporación Municipal de la capital de la Paloma de Bronce concedida por la gestión de la crisis del coronavirus.

A continuación, la presidenta Díaz Ayuso y el alcalde Martínez-Almeida acudieron a la iglesia Virgen de la Paloma para la misa solemne oficiada por el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el tradicional ‘descenso del cuadro de la Virgen de la Paloma’ a cargo de un bombero del Ayuntamiento de Madrid acompañado por el piquete de gala del Cuerpo. A las celebraciones ha asistido también la consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Eugenia Carballedo.