El Ayuntamiento comenzó a ejecutar la semana pasada dos de las 21 peatonalizaciones que anunció. El casco histórico de Villaverde y Puente de Vallecas ya cuentan con cuatro calles que se han constituido como espacios de especial protección para el peatón: 171 metros en las vías Asfalto y Albino Hernández Lázaro, en Villaverde, y 135 metros de las calles de Hermanos Carpi y Puerto de Tarancón, en Puente de Vallecas.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, visitó ayer por la mañana en compañía de la concejala del distrito, Concha Chapa, el casco histórico de Villaverde, que ha ganado un espacio de 1.483 m2 de zona cero emisiones. En Puente de Vallecas, los vecinos cuentan también con 1.276 m2 exclusivos para los peatones.

En estas zonas queda prohibida la circulación y el estacionamiento de vehículos. En lo que respecta a la carga y descarga, el horario será de 8:00 h a 11:00 h en días laborables. En el caso de Villaverde, la entrada para carga y descarga se realizará por la calle Asfalto y la salida por la calle Albino Hernández Lázaro. En Puente de Vallecas, la entrada se llevará a cabo por la calle Hermanos Capri y la salida por la calle Puerto de Tarancón. En ambos distritos se realizarán los mismos recorridos en el caso de los accesos a los vados, a los que se podrá entrar sin limitación de horario. 

Alternativas a la circulación en vehículo privado

En Villaverde, los itinerarios alternativos para vehículos privados se podrán hacer por la avenida Real de Pinto y calle de la Plata; en Puente de Vallecas se realizarán a través de las calles Camino de Valderribas, Sicilia y Miguel Palacios.

Madrid convertirá a principios de año 203.440 m2 en zonas cero emisiones de manera definitiva, una superficie equivalente a 18 veces la Puerta del Sol (10.900 m2). Esta transformación será posible gracias a la conversión de diez kilómetros lineales de calzada, por donde actualmente circulan vehículos, en tramos peatonales en los 21 distritos. Estas actuaciones eliminarán de todas estas zonas 14,6 millones de vehículos anuales, 40.000 al día. 

La Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 contempla el diseño de una red de itinerarios peatonales seguros, cómodos y libres de barreras como uno de los ejes fundamentales para promover la micromovilidad y reducir las emisiones contaminantes en la capital. Además, continúa reforzando el compromiso que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, adquirió hace un año con el Grupo de Liderazgo Climático C40 durante el desarrollo de la Cumbre del Clima (COP25) que tuvo lugar en Madrid: la ciudad seguirá sumando zonas cero emisiones hasta 2030.

A su vez, el diseño de estas peatonalizaciones está alineado con una de las medidas de los Acuerdos de la Villa que se rubricaron en julio en la mesa de trabajo de Movilidad y Medio Ambiente. Los cinco grupos municipales pactaron entonces que deberían llevarse a cabo en todos los distritos, “prestando especial atención a los cascos históricos, a zonas con escasez de espacio peatonal y a la proximidad de mercados, centros de salud, centros educativos y zonas de acceso al transporte público”.

Las actuaciones que se van a ejecutar se han elegido atendiendo a las peticiones de los distritos y siempre con el objetivo de mejorar la calidad del aire. A su vez, persiguen favorecer el comercio y la restauración, promover la accesibilidad peatonal y los espacios estanciales y crear entornos más saludables en lugares donde existen centros escolares.