La presidenta en funciones y candidata a la investidura de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado durante su intervención en el arranque del debate de investidura en la Asamblea de Madrid, que la Comunidad de Madrid “se ha convertido en el primer muro donde se estrellan las políticas del Gobierno central”.

A juicio de Díaz Ayuso, éstas “están haciendo de España un país desgajado, manoseado por los independentistas, sin socios en la comunidad internacional, desastrado económicamente y harto de unos gobernantes que viven de la propaganda y la mentira”.

Frente a esa acción política protagonizada por el Ejecutivo de la Nación, la presidenta en funciones ha subrayado que “necesitamos una España viva y optimista frente a un país aturdido porque el Gobierno central no tiene rumbo, o no traza más caminos que los que le dictan desde la ultra izquierda, los separatistas y los herederos de ETA”.

En esa línea, Díaz Ayuso ha advertido de que “esos caminos de Sánchez negociados en la oscuridad, sin ninguna transparencia, ocultos a la Democracia, conducen al precipicio, que es donde parece que algunos miembros del Gobierno se preparan para saltar”.

La presidenta madrileña ha hecho hincapié en que ante este contexto político “es preciso recobrar los valores de la Transición Democrática” y ha añadido que son precisamente esos valores los que hoy “desprecian numerosos dirigentes del Partido Socialista y sus socios de ultraizquierda”.

Asimismo, Díaz Ayuso ha añadido que “hoy vivimos tiempos anómalos en la política española” y que resulta “imprescindible que se deje de amenazar al poder judicial, a la Prensa y a cualquiera que no se mueve a conveniencia del presidente Sánchez”.

Trabajar para toda España

“Desde la Comunidad de Madrid –ha continuado la presidenta en funciones- vamos a trabajar para toda España porque, como digo siempre, Madrid es una España dentro de otra. En el uso de nuestras competencias, reivindicaremos la unidad nacional, la sensatez en la política, la bajada de impuestos y la libertad”.

Frente a las injerencias de Administraciones superiores en la autonomía madrileña, la candidata a la investidura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha señalado: “Continuaremos aplicando las medidas que han sido respaldadas por las urnas, y mantendremos nuestra decisión irrenunciable de defender los derechos de los madrileños de quienes pretendan interferir en las competencias propias de la Comunidad de Madrid, o quienes la ataquen con el objetivo de impedir que la libertad triunfe en nuestra toma de decisiones”.