La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reunió ayer con la Junta Directiva de la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar (AMEF), encuentro en el que ha reafirmado el compromiso del Gobierno regional por mantener una fiscalidad baja, por ofrecer estabilidad institucional como garantía para el sector, así como la defensa de las libertades individuales, desde la educativa y sanitaria, pasando por la fiscal o la lingüística.

Asimismo, ha trasladado un mensaje de confianza en una mejora económica gracias a proyectos como Madrid Nuevo Norte, Arco Verde o la futura Ley de Mercado Abierto, para que, con carácter general, todo producto, empresa o autónomo establecido legalmente en España pueda operar libremente en la región, sin necesidad de solicitar ningún otro permiso o licencia de actividad.

La jefa del Gobierno regional ha recibido, por su parte, el apoyo de los empresarios madrileños a la estrategia de cuidar la salud sin dañar la economía de la Comunidad de Madrid para luchar contra el COVID-19, especialmente en la segunda ola, donde la región ha permanecido con su actividad con el fin de no ahondar en la crisis generada por la pandemia. También ha recibido el respaldo de los empresarios a la defensa por parte del Ejecutivo autonómico de no legislar con subidas de impuestos.