La Comunidad de Madrid, con motivo de la celebración del Año Santo que conmemora el IV centenario de la canonización del patrono madrileño en 1622, ha diseñado, a través de la consejería de Cultura, Turismo y Deporte, un recorrido turístico por los lugares más emblemáticos por los que transcurrió la vida del santo. El itinerario, de más de 80 kilómetros, se inicia en el museo de los Orígenes, en la calle de San Andrés, en la capital, y llega hasta la ermita de Nuestra Señora de la Piedad, en Torrelaguna.

Según la tradición, en el edificio que alberga el museo de los Orígenes vivió y falleció el santo. Hoy en día su exposición permanente está dedicada a la arqueología y a la historia de la ciudad, desde la prehistoria hasta el traslado de la Corte de Felipe II a Madrid, en 1561. Ya en la Real Colegiata de San Isidro, en la calle de Toledo, se encuentra su sepulcro. Antes de abandonar la ciudad, otro de los puntos emblemáticos a visitar es la Plaza Mayor, donde se celebró su beatificación el 15 de mayo del año 1620.

La ruta cuenta con distintos tramos, uno de los cuales atraviesa Paracuellos de Jarama, donde se encuentra el Castillo de Malsobaco, y Belvis de Jarama, población en la que destaca la ermita de Nuestra Señora. Por ambos lugares pasó San Isidro en su camino a Torrelaguna, donde vivió. Fue precisamente en esta localidad donde conoció a su mujer, María Toribia, que pasaría a la historia como Santa María de la Cabeza.

El recorrido comprende también la visita a Cobeña, así como un tramo que, bajo el nombre Ora et Labora. San Isidro en el Valle del Jarama, invita a conocer las localidades de Torrelaguna y Torremocha de Jarama, dos de los entornos madrileños más trascendentales en la vida del santo y su esposa.

En Torrelaguna, donde contrajeron matrimonio, los visitantes descubrirán el casco antiguo, sus lugares de interés y la ermita de Nuestra Señora de la Piedad. También edificios como el Palacio de Salinas, de origen renacentista; el Arco de San Bartolomé; el Palacio de Arteaga o la casa de los Vargas, la familia para la que se empleó San Isidro. Merecen una mención especial la Iglesia de Santa María Magdalena, uno de los mejores ejemplos de arquitectura gótica de la Comunidad de Madrid y vivienda del santo.

Torremocha de Jarama también guarda algunos edificios importantes, como  la iglesia de San Pedro, de origen románico, ampliada por el Cardenal Cisneros y con importantes pinturas murales del siglo XV. Además, sus calles conservan casas tradicionales, testigos de otros tiempos en los que la agricultura y la ganadería eran el principal motor económico del Valle del Jarama.

El homenaje geográfico al patrón madrileño se completa con la llegada a los vestigios del canal de Carrabús, en Torremocha, un interesante proyecto ilustrado de finales del siglo XVIII que permitió una gran mejora del aprovechamiento agrícola del fértil valle.

Estas rutas, de carácter gratuito, se extenderán hasta el mes de septiembre. Los grupos son de 20 personas en cada turno, por lo que se requiere reserva previa en reservas@patrimoniocool.es. El teléfono de información es el 623000722, con horario de atención de 12.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00, de lunes a viernes. La información con los mapas y sus distintas etapas se puede descargar en www.turismomadrid.e